martes, 17 de septiembre de 2019

PARECE FASCISMO





 (Que se persiga a un médico por atender en castellano a un paciente, en España, es absolutamente absurdo.

Lo que muestra el nivel al que han llegado los políticos. No es un fracaso cualquiera. Es un fracaso histórico.

Siento enfado y desprecio por esta casta política miserable.


 Pero no ha terminado. Puede ir a peor y explotar, o caminar- más o menos lentamente- hacia el respeto por las leyes democráticas. Que es lo menos que se puede exigir a un sistema democrático.)





 
PARECE FASCISMO 

 

Plataforma per la Llengua señala a un médico de Figueres por atender en castellano a una paciente.

 
  El centro hospitalario se pone de lado del facultativo.

Nuevo embate contra la lengua española después de que la entidad Plataforma per la Llengua dedicada a defender el uso del catalán, haya puesto en el ojo del huracán a un médico del Hospital de Figueres (Alt Empordà) por atender a una paciente en castellano.

(Andrés Nef/ElMundo/17/9/2019.)

Y SE LLAMAN PERIODISTAS

 (Esta es la gentuza progresista de La Cuatro. Este tipejo, con sus ordinarieces, hizo reir a los de su manada. Esperemos que la gente tome nota. La gente decente, quiero decir.)

El comentario soez y machista de Miguel Lago sobre Cayetana Álvarez de Toledo.

El colaborador hizo una broma muy poco digna de su programa.

Chic
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/chic/entretenimiento/2019-09-17/el-comentario-soez-y-machista-de-miguel-lago-sobre-cayetana-alvarez-de-toledo-1276644910/

EL RETRETE PARLAMENTARIO

 (El Parlamento balear, como tantos otros, en vez de tratar de solucionar los problemas de los ciudadanos, se dedica a crearlos.

 

Crear confrontación y crispación, lo que muestra el despreciable nivel moral y político de esta gentuza.

 

Pero el problema de fondo son los ciudadanos. Si los ciudadanos les votan, que se jodan. Lo malo es que nos j. todos.

 

¡Qué nivel Maribel! ¡Qué visión de la jugada! ¡Viva la III República! Se solucionará todo. Gratis.

 

 ¿Cómo es posible tanta estupidez?)

 

 

Vox abandona el Parlamento balear para no votar la propuesta de un referéndum por la república.


Acusa al Parlamento balear de convertirse "en una especie de cámara catalana al servicio del golpismo".


LD/Agencias







“Votar en este Pleno la Propuesta de Més per Mallorca del referéndum por la república ocasionará responsabilidades legales además de suponer una enorme indignidad para el Parlamento y para los ciudadanos a los que representamos”.
El diputado y portavoz de VOX ha lamentado que “la Sra. Armengol que haya convertido el PSOE en una comparsa del separatismo y participen en esa campaña de la extrema izquierda contra la Monarquía parlamentaria”.

Se ha mostrado firme y ha anunciado:
“acudiremos a todas las vías legales disponibles. No vamos a permitir que el Parlamento balear se convierta en una cámara al servicio del separatismo como ha sucedido en Cataluña”.
A Més per Mallorca ( a los que ha recomendado que se cambien el nombre por Mes per Catalunya) les ha dicho:
“Sigan así, ya veremos donde acaban, si en Bélgica o en la cárcel”.
LA LENGUA MADRE.

Jorge Campos ha preguntado a la presidenta Francina Armengol sobre la prohibición de elegir la lengua en la Educación en el Pleno del Parlamento.
Aquí algunas de sus intervenciones:
  • “Este curso escolar se inicia sin que las familias de Baleares puedan elegir la lengua de enseñanza para sus hijos entre las dos oficiales. ¿Por qué su Gobierno prohíbe a las familias elegir la lengua vehicular en todas las etapas educativas?”
  • “La libre elección de lengua es un derecho, inherente, similar a otros recogidos en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y en nuestra Constitución de 1978”.
  • “Somos líderes en abandono y fracaso escolar. en este fracaso influye decisivamente la inmersión lingüística obligatoria en catalán que de hecho se sufre en la práctica totalidad de los centros educativos públicos de las islas”.
  • “Debemos evitar que el mallorquín, menorquín e ibicenco sean definitivamente sustituidos por el catalán, y, por otra, que la lengua que compartimos con 500 millones de personas en todo el mundo deje de estar proscrita en el sistema educativo”
  • “La prohibición de escolarizar en español, la sustitución del balear por el catalán o el adoctrinamiento nacionalista que se sufre en muchos centros educativos es un problema para miles de familias de Baleares”
  • “Ustedes, señores del partido socialista han convertido la lengua en un factor de discriminación. El catalanismo, ya de por sí aberrante en Baleares, ha conseguido imponer su aberración lingüística a toda la población”
  • “El sistema que su gobierno defiende es contrario a 3 sentencias del Tribunal Constitucional y 5 del Supremo que declaran ilegal la inmersión obligatoria en catalán”
  • “Esperamos fastidiarle su fiesta catalanista, Sra. Armengol, esa que riega con millones de euros públicos a los afines”.
(Periodista Digital/17/9/2019.)
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/espana/2019-09-17/vox-abandona-el-parlamento-balear-para-no-votar-la-propuesta-de-referendum-entre-monarquia-y-republica-1276644904/

¿BAMBI O GILIPOLLAS?


(No se engañe. Es una forma delicada de decir ‘la España gilipollas’. 


Más aún, ‘más gilipollas que nadie’. Al menos en Europa.

PD. No es para tomárselo a broma. Cuando una persona crece en años pero no madura, hay un problema. Esta generalizada actitud infantil impide afrontar los problemas con la necesaria madurez. Un ejemplo entre miles. El expresidente Zapatero no se levantó al paso de la bandera de Estado Unidos. Esto es- hasta cierto punto- comprensible en un adolescente, pero no en una persona que debería haber madurado. Mucho más si es presidente.

Pues bien, los que le votaron son como él. O parecidos. Este es el grave problema.)






LA ESPAÑA BAMBI.


Cuentan que fue Alfonso Guerra, tan aficionado a los motes, quien llamó Bambi a Zapatero por primera vez. Eran las formas de la vieja guardia socialista para despreciar aquello del talante, el optimismo antropológico del ex presidente, la izquierda amable, la alianza de civilizaciones, los cafés a 80 céntimos y eso de que la Tierra no pertenece a nadie salvo al viento. Si uno busca buenismo en wikipedia, aparece Zapatero. En serio.

Pero... ¿Y si en realidad todos somos un poco ZP? Un poco Bambi, vamos. ¿Y si los españoles somos irremediablemente de izquierdas? 

La Fundación BBVA presentó ayer la primera parte de su estudio internacional sobre valores y actitudes en Europa acerca de la esfera pública y el retrato que traza de los españoles dibuja un panorama casi enternecedor. Los españoles somos más solidarios que nadie, más empáticos que nadie, más generosos y tolerantes que nadie, más europeístas que nadie y, sí, más de izquierdas que nadie.

España es el país con más ciudadanos situados ideológicamente en el extremo izquierdo del espectro político (un 20% frente al 10% de Francia o Alemania, el 11% de Reino Unido o el 8% de Italia). Los ciudadanos que se declaran claramente de izquierdas duplican en nuestro país a los de derechas, justo al contrario de lo que ocurre en países como Italia.

"Esta autodefinición ideológica no es un indicador directo del voto", advirtió durante la presentación del informe el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo. "Sino que encapsula un modo de ver y estar en el mundo".

Y resulta que nosotros, tras el boom de las políticas neoliberales de los años 80, con la socialdemocracia en el diván, en pleno auge global de los movimiento de extrema derecha y con PSOE y Podemos disfrazados de Pimpinela desde hace meses, aún vemos el mundo desde la izquierda. ¿Por qué?

Ignacio Urquizu, profesor de Sociología en excedencia en la Universidad Complutense y alcalde socialista de Alcañiz publicó este año ¿Cómo somos? Un retrato robot de la gente corriente, una radiografía del hombre medio en España que ya buceaba en los anclajes ideológicos de nuestra sociedad. "El español medio es progresista", dice su libro, publicado justo antes de las últimas elecciones generales, las que dieron un amplia (e insuficiente) mayoría al PSOE de Pedro Sánchez, favorito en todas las encuestas en caso de inminente repetición electoral. 

"En España, la memoria histórica ha desempeñado un papel muy importante en la conformación de los principios y valores de nuestra sociedad y la ideología no es algo que cambie de año a año", advierte Urquizu a Papel. "La ideología tiene un fuerte componente emocional que racionalizamos a posteriori, es decir, la gente decide a quién votar y luego busca los argumentos que justifiquen su decisión. Y aquí el vínculo con el pasado es más fuerte que en otros países porque no hace tanto que vivimos la Guerra Civil, la última guerra romántica ideológica del siglo XX". 

La memoria histórica ha desempeñado un papel muy importante en la conformación de los principios y valores de nuestra sociedad

Ignacio Urquizu
El trabajo de la Fundación BBVA ha recopilado las respuestas de 1.500 personas de más de 18 años de cada uno de los cinco países más poblados de la Unión Europea: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España. Sus conclusiones no son nuevas, pero ayudan a situarnos en tiempos de tormenta. Desde la Transición, cuando arrasaban los cómics de la editorial Bruguera, siempre ha habido más españoles que se reconocían de izquierdas, incluso cuando gobernó la derecha. 

Así lo ratifican todas las series del CIS, independientemente de lo que después pasara en las elecciones.

"Que los indicadores de izquierda-derecha mantengan cifras similares a pesar de los cambios (de Gobierno) podría explicarse si los atributos asignados por el conjunto de la sociedad a la izquierda fueran considerados mejores valores, con mayor preferencia moral que los asignados a la derecha, de tal forma que cada individuo tienda a considerar esos valores cercanos a sí mismo y a sus preferencias morales", escribía el profesor Manuel Herranz Montero en un estudio publicado en 2014 bajo una pregunta: ¿España es un país de izquierdas?.

"Siempre ha sido así y no es algo que salga de la nada. La forma de ser progresista de los españoles es coherente con lo que piensan antes distintas cuestiones y con cómo articulan esos pensamientos", apunta la socióloga Belén Barreiro, presidenta del CIS entre 2008 y 2010 y autora del libro La sociedad que seremos, un ensayo que decía, entre otras cosas, que la crisis económica nos ha hecho más empáticos y mejores personas.

 "Cuando se pregunta en las encuestas por asuntos que tengan que ver con la redistribución o con el apoyo al estado del bienestar, siempre salen posiciones más socialdemócratas que en otros países, incluso entre gente que dice votar a la derecha. 

Hay una tradición de solidaridad en España incluso entre los más conservadores, quizás por los valores católicos y por esa visión más compasiva de la sociedad que marca nuestra forma de pensar. También somos más abiertos y tolerantes en todo lo que tenga que ver con los estilos de vida. El apoyo al matrimonio homosexual, por ejemplo, es bastante transversal porque colocamos nuestras formas de vida por encima de los prejuicios".


Volvamos a nuestro retrato robot. Los españoles no sólo somos más de izquierdas que los ingleses, los alemanes, los franceses o los italianos, sino que la diferencia entre nuestros jóvenes y los jóvenes de los otros países es aún mayor. Casi cuatro veces mayor. El 31% de los españoles de entre 18 y 24 se sitúa en la extrema izquierda, frente al 8% del resto de países. Y la identificación con esta ideología crece conforme es mayor el nivel educativo: el 44% de los ciudadanos que estudiaron hasta al menos los 20 años son progresistas.

Hay una tradición de solidaridad en España incluso entre los más conservadores, quizás por los valores católicos.

Belén Barreiro
Somos los europeos que menos representados se sienten por los partidos políticos tradicionales, los más hartos de la corrupción (junto a los italianos), los menos activistas pero a la vez los que acuden a más manifestaciones y secundan más huelgas, los que apuestan con mayor convicción por la responsabilidad del Estado y su intervención para garantizar la cobertura sanitaria de todos los ciudadanos, las pensiones, el control de los precios y los salarios y hasta los beneficios de las empresas. Y nos apartamos del promedio también al sostener que los ingresos de los españoles deberían ser más equilibrados, al margen de la formación de cada uno.

"A diferencia de lo que ocurre en otras sociedades europeas, en España las personas que se definen de derechas también defienden la igualdad", sostiene Barreiro.

También somos los más europeístas. El 63% de los españoles valora de forma positiva o muy positiva la pertenencia a la Unión Europea, 15 puntos por encima del promedio del resto de países. "En este aspecto somos más racionales que emocionales", apunta Urquizu. "No es que seamos europeístas convencidos, es que en Europa nos ha ido bien, nos ha beneficiado mucho". 

"Sentimos que dentro estamos mejor y que Europa nos da más de lo que damos", sostiene Barreiro. "Pero es verdad que la tradición europeísta en nuestro país siempre ha sido fuerte, al menos hasta la crisis, que debilitó ese sentimiento".

¿Nos preocupa la inmigración? Pues tampoco mucho. Al menos no tanto como a nuestros vecinos. En plena metástasis de los discursos xenófobos y los proyectos para levantar un muro en cada esquina, los españoles decimos que nos preocupa más un ciberataque (7,4 sobre 10) que la inmigración (6,7)

"Es curioso porque nosotros tenemos la frontera más desigual del mundo. Sólo nos supera Corea", dice Urquizu. El PIB per cápita de España es casi diez veces mayor al de Marruecos. "Sin embargo nuestros valores de tolerancia se han impuesto siempre".
A diferencia de otras sociedades europeas, en España las personas que se definen de derechas también defienden la igualdad
Belén Barreiro

Según el informe de la Fundación BBVA, el 49% de los españoles cree que el Gobierno debería permitir la libre entrada de las personas que buscan oportunidades en nuestro país siempre y cuando haya puestos de trabajo disponibles. El 15% aboga, incluso, por la libre entrada de inmigrantes. Ningún otro país de nuestro entorno llega a esas cifras y casi todos apuestan mayoritariamente por establecer cupos de entrada, una opción que en España sólo defiende un 25% de los encuestados. 

"La idea de los cupos no está presente entre los españoles, pero la población sí espera que la entrada de inmigrantes no comprometa el mercado laboral, así que no se defiende mayoritariamente una apertura indiscriminada", matizó ayer Rafael Pardo.

La encuesta también nos dice que España es el país más abierto a los refugiados. Estamos mayoritariamente de acuerdo con recibir a las personas que huyen de territorios en guerra, personas que huyen de una persecución política, étnica o religiosa e incluso a quienes huyen de la pobreza, un motivo que genera mucho más recelo en el resto de estados. Ningún otro país cree con tanta convicción que acoger refugiados es "un deber moral" y "enriquece a la sociedad". 

Qué nos preocupa entonces. Principalmente el cambio climático, quizás el asunto que mejor nos retrata. Somos el país más alarmado por el calentamiento global y el más crítico con la responsabilidad del ser humano, pero también el más optimista al respecto. ¡Qué narices! El 44% de los españoles aún cree que el cambio climático es reversible. 

¿Ingenuos? La España Bambi es así.

(Rodrigo Terrasa/ElMundo/17/9/2019.)

 (UN EJEMPLO MÁS DE LO GILIPOLLAS QUE ES ESTE PAÍS. ESTO NO PASARÍA EN NINGÚN SITIO EXCEPTO EN ESTA SOCIEDAD ABORREGADA Y BAMBINA.)

El internacional con España Mikel San José apoya a 47 acusados de formar parte del entramado de ETA

San José, siete veces internacional con la selección española de fútbol, aseguró en su día que se puede "ser independentista y jugar con la selección".

E.S.A (Libertad Digital)
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/deportes/liga/2019-09-16/el-internacional-con-espana-mikel-san-jose-apoya-a-47-acusados-de-fomar-parte-de-eta-1276644845/

lunes, 16 de septiembre de 2019

LOS VÓMITOS DE RUFIÁN

 (Estos miserables siguen con su labor. Destruir España.


Y algunos gilipollas en babia. Entérese. Es un enemigo. A menos que sea como él.)

 

 LOS VÓMITOS DE RUFIÁN.

Rufián cree que el independentismo "tiene recorrido" en Baleares.

El diputado republicano sostiene que el soberanismo "también es una vía" para las Islas.

 

(Crónica Global/16/9/2019.)

domingo, 15 de septiembre de 2019

¡¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!!

¡¡¡CAMPEONES DEL MUNDO!!!

EL PELIGROSO FANATISMO DE LA IZQUIERDA


(Si es usted un fanático, como el izquierdista Piketty, tendrá una idea en mente que querrá llevarla hasta el final. ¿Qué idea? La igualdad igualitaria.


¿Qué se hunde el mundo? ¿Qué seremos todos más pobres que antes?  Da igual. Mi idea, que es absolutamente maravillosa, debe imponerse totalmente.


 Ya lo hicieron los comunistas soviéticos. La diferencia es que los opositores eran enviados a campos de concentración y hospitales psiquiátricos.



Ahora la izquierda no puede hacer esto.

Alain Finkielkraut: ‘La izquierda ya no tiene ideas. Sólo enemigos’. 


Esta vez son los millonarios. Pero es cualquiera que se ponga delante.)

PROHIBIR A LOS MILLONARIOS.

Toda sociedad inventa una razón ideológica para justificar sus desigualdades". A Thomas Piketty se le podrá acusar de muchas cosas, pero no de su habilidad para generar titulares. Porque una cosa es escribir un libro de 1.232 páginas (en su edición francesa); otra, casi tan meritoria como la anterior, dar esa rase en una entrevista a Libération. 

El libro que Piketty ha resumido tan magistralmente (al menos, a la hora de atraer la atención del lector) se titula 'Capital e Ideología', y se puso a la venta en Francia el jueves (en España llegará a las librerías a finales de noviembre, con Deusto). Si en su anterior best-seller, 'El capital en el siglo XXI', el francés analizaba el aumento de la desigualdad, en éste propone posibles soluciones para ese problema. 

La más espectacular de todas: prohibir los multimillonarios. Al menos, eso es lo que se deduce de la entrevista al economista, publicada por el semanario L'Obs. Porque, según declara el propio Piketty, "el sistema que yo propongo hace posible tener un patrimonio de varios millones de euros, o incluso de varias decenas de millones de euros, durante un tiempo. Pero quienes tengan cientos o miles de millones deberán compartir el poder". 

En la práctica, eso quiere decir un impuesto del patrimonio con un tipo que iría del 5% para aquéllos contribuyentes que tengan un mínimo de dos millones de euros en activos al 90% para los que excedieran los 2.000 millones. Por poner un ejemplo, Amancio Ortega tendría que pagar al fisco 52.320 millones de euros.

Pero el argumento de Piketty no acaba ahí. Incluye, también, la prohibición de que ningún inversor pueda ejercer más del 10% del derecho de voto en una empresa con independencia del porcentaje del capital que posea, además de, previsiblemente, una renta universal que se financiaría con esos gravámenes a los multimillonarios y que, encima, sería doble: por un lado, una cantidad que todo ciudadano percibiría al cumplir los 25 años, y, por otra, una transferencia equivalente al 60% del Salario Mínimo Interprofesional. 

Pero, según los que se han leído el libro, Piketty no toca las consecuencias de estas acciones. Y no entramos ya en las consecuencias macroeconómicas sino, simplemente, en las repercusiones inmediatas.

Un ejemplo básico: si Ortega tiene que pagar sus 53.320 millones de euros, deberá vender sus acciones de Inditex y sus inmuebles. Eso, a su vez, provocará el desplome de la cotización de esa empresa, y el hundimiento del valor del mercado inmobiliario donde el gallego de origen leonés ha invertido. Multipliquemos eso por todos los multimillonarios del mundo y tendremos un crash al lado del cual la Gran Depresión fue una fiesta de cumpleaños.

Piketty ha declarado a L'Obs que hay que dejar atrás el capitalismo. Pero sus ideas no son más que una forma extrema de redistribución con pocas o ninguna posibilidad de ser viables, en primer lugar, y efectivas, en segundo término. Aun así, el debate sobre la desigualdad y la redistribución sigue. Y este libro va a ser uno de los que más dé que hablar en 2020.

(Pablo Pardo/14/Septiembre/2019.)