miércoles, 27 de julio de 2016

DE GAULLE Y LE PEN.

 (¿Era De Gaulle un facha?)






El general De Gaulle, por ejemplo, pronunció en 1959 palabras que hoy dejarían tamañito a Le Pen:


“Está muy bien que haya franceses amarillos, negros y marrones. Eso demuestra que Francia está abierta a todas las razas y que tiene una vocación universal. Pero con la condición de que sigan siendo una pequeña minoría. Si no, Francia ya no sería Francia.

Por encima de todo somos un pueblo europeo de raza blanca, de cultura greco-latina y de religión cristiana. ¡Que no nos vengan con historias! ¿Han visto ustedes a los musulmanes? ¿Los han visto con sus turbantes y sus chilabas? Está claro que no son franceses. Los que promueven la integración tienen cerebro de colibrí, por muy sabios que sean. Intenten mezclar aceite y vinagre. Agiten la botella. Al cabo de un momento se habrán separado de nuevo. Los árabes son los árabes, y los franceses son los franceses.

¿Creen ustedes que el cuerpo francés puede absorber diez millones de musulmanes que mañana serán veinte y pasado mañana cuarenta? Si los integramos, si consideramos franceses a todos los árabes y bereberes de Argelia, ¿cómo les impediríamos instalarse en la metrópoli, donde el nivel de vida es tan superior? Mi pueblo ya no se llamaría Colombey-las-Dos-Iglesias sino Colombey-las-Dos-Mezquitas”.

(Jesús Laínz/ld.)
- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/jesus-lainz/del-virreinato-de-la-india-a-la-alcaldia-de-londres-79641/