sábado, 20 de agosto de 2016

IDIOTAS DE PROGRESO


 (Ahí los tienen. Es muy probable que sólo en el franquismo pudieran suceder cosas así.


De todos modos, yo recuerdo que en el Ayuntamiento de Llucmajor los ciudadanos hablaban como querían. Y no creo que fuese el único sitio de España.

 

Además, hay una diferencia importante. Los franquistas no presumían de ser demócratas. Esta cuadrilla, sí. )

 

IDIOTAS DE PROGRESO.

Un concejal de Compromís denunciará a una funcionaria por pedirle que hable en castellano.

El alcaldable nacionalista Sergi Alonso considera «insólito» que en el ayuntamiento vecino de Elda no le atiendan en valenciano.

(ABC)