jueves, 3 de enero de 2008

¿por qué apoyo (modestamente) a rosa díez?


3/1/2008.




¿por qué apoyo (modestamente) a rosa díez?


Porque habla claro; porque defiende la unidad de España, no su uniformidad; porque defiende la igualdad de los españoles, vivan en Murcia o en Cataluña, en Castilla-La Mancha o el Pais Vasco; porque rechaza los privilegios, históricos, fiscales, o de otro tipo; porque rechaza la existencia de 17 sistemas educativos distintos; porque no acepta que las minorías nacionalistas dicten la política española y la lleven por caminos de peligro, incertidumbre e injusticia;porque, en fin, es una mujer de principios. Pero no los de Groucho Marx. Ya saben: 'Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros'.

No, ella tiene principios de los que no están en venta. De los que fundamentan y justifican unas políticas concretas. Principios que no traicionan, sino que defienden el 'espíritu' de nuestra Constitución. Pero que nadie se llame a engaño. Por muy importante que sea una mujer (o un hombre) como Rosa, que lo es, lo más importante son las ideas y las actitudes que lleva consigo y que transmite. Con otras palabras, aunque Rosa se retirase de la política (y espero que no se le ocurra tamaña barbaridad) su proyecto no moriría, porque es ya el proyecto de muchos españoles de bien.





En un reciente artículo, ha dicho:


'Además, los socialistas están pillados: el PNV votó el Presupuesto en Madrid y el PSE hizo lo mismo en el Pais Vasco. Ese Presupuesto en el que se incluye una partida para el Banco Público Vasco; y otra para la Seguridad Social Vasca. Ahí es nada. Al fin y al cabo entre pillos anda el juego ...

Mucho discurso de condena para la galería (o sea, para los votantes, a los que el PSOE sigue sin querer tratar como ciudadanos mayores de edad) pero los acuerdos políticos se hacen con los que quieren la secesión y con los que comparan a las víctimas con los terroristas; los acuerdos con quienes queman en San Mamés- ante el complaciente silencio del lehendakari, del Vice-Presidente del Gobierno de Cataluña, de miembros del Gobierno de Galicia- los símbolos de orden constitucional ...

No sé lo que es peor, si la infamia o la hipocresía; ambas me resultan vomitivas ... En todo caso, que nadie se olvide de quién y de qué hizo cada cual en cada momento'.


ÚLTIMA HORA.
El Presidente del Senado, el socialista Javier Rojo, ha instado al PSE a entenderse con el PNV, a pesar de sus pretensiones soberanistas.

Sebastián Urbina.

PD. He intentado que el tamaño de la letra fuera normal pero, esta vez, no lo he conseguido. No hay segundas intenciones.

7 comentarios:

Joan dijo...

per curiositat, quins estudis té ella?

Sebastián Urbina dijo...

No tengo ni idea.

Mañanita dijo...

A mi me gustaría saber por qué en el Parlamento Europeo, cuando los etarras batasunos lograron llevar sus peticiones, Rosa Díez se ausentó en vez de votar en contra.

Para alguien con las ideas tan claras, y los pronunciamientos tan comprometidos que hizo en los días previos a la votación de la iniciativa, no me vale lo de la disciplina de partido. Y.. lo siento pero ya no le fío de nadie. ¿Por que no habría de ser un plan B socialista para decidir el Programa Electoral que ejecutar los próximos 4 años en función del panorama que se encuentren? Eso me encaja con la esperpéntica presencia de Sabater en UPD.

Me quedo con la filosofía de Gotxone.

Sebastián Urbina dijo...

Sí, lo del Parlamento Europeo no me gusta. En cuanto a lo del plan B socialista, me parece raro, aunque todo es posible. Pero las declaraciones públicas contra el PSOE de Rosa Díez son muy contundentes.

Tampoco me gustan algunas cosas de Savater, al que he criticado en este Blog. Por ejemplo, su tendencia a sudar.

No fiarse de nadie es un problema. Si uno se toma en serio esta afirmación, es mejor que no salga de casa.

Yo no me voy a casar con Rosa Díez. Si resulta que es un engaño, me alejaré y emprenderé otro camino.

La pregunta podría ser ¿Por qué no el PP? Yo votaría el PP si estuviera dirigido por personas como Vidal-Quadras y Jaime Mayor, entre otros. ¿Por qué? Porque creo que vivimos momentos muy graves y ya no se puede negociar con los nacionalistas. Rajoy no es claro y contundente como Vidal-Quadras. Y creo que en estos momentos de especial gravedad hay que ser claro y contundente. Ya no vale el perfil bajo. Ya no vale quedar bien y no 'asustar' a los nacionalistas y a otros sectores 'moderados'. Hay que hablar con la claridad con la que habló Sarkozy al electorado francés. La claridad y rotundidad que exijo (para dar mi voto) es la que, salvando las distancias, mostró W. Churchill: 'No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor'.


Traducido a España, hoy. La situación es muy grave y exige medidas proporcionadas a este momento. Será duro y no puedo garantizar el éxito, pero nuestra dignidad y libertad nos demandan estas decisiones .....

Si estoy equivocado y resulta que la cosa no es grave, mejor que mejor. Estaré contentísimo. Por otra parte, un político puede ser adecuado para un momento pero no para otro. El mismo Churchill (de una indiscutible valía) no fue considerado, por los ingleses, el político idóneo para la paz posterior.

Gotxone me parece una extraordinaria persona y he tenido el honor de hablar y cenar con ella en Palma. La cuestión no es esta. Ambos admiramos a Gotxone. La cuestión es que Gotxone vota al PP y yo he dado mis razones por las que, en este momento, ya no es aceptable pactar con los nacionalistas. A menos que aceptemos la disgregación de España. O sea, una especie de confederación de naciones ibéricas. Puedo perder, pero no participaré en este juego.

Anónimo dijo...

No me cabe duda de que Rosa Díez es una mujer muy interesante políticamente. Y votarle a ella es una buena opción para quienes, siendo de izquierdas, sepan que son españoles, les preocupe su patria y quieran salir de la crisis, (perdon CRISIS), en la que nos han metido este ZP y sus muchachos, de los que lo menos que se puede decir es que son una panda de indigentes morales e intelectuales ( aunque no económicos, por supuesto).

Pero si ese mismo socialista es capaz de superar sus condicionantes emotivos, y alzar un poco sus miras, votará al PP, porque su inteligencia se lo pedirá a voces.

En este momento no estamos para lindezas. La situación de España es muy grave, y si Zapatero repite no solo nos encontraremos con una economía hundida, sino que España dejará de ser lo que es y volveremos a los reinos de Taifas, o poco más o menos.

Está claro que lo único que puede evitar el desastre es un PP fuerte que gobierne con una mayoría amplia.Ni Rosa Díez ni ningún otro partido pueden echar a Zapatero,y en este momento,la prioridad de los españoles preocupados por su patria, ha de ser quitarnos de encima esta maldición que nos ha cayó en 2004.

Por eso, opino que esta vez hay que votar al PP. Aunque sean muchos los reproches que podamos hacerle a Rajoy, es el único que puede garantizarnos la unidad de España y una política económica que vaya arreglando el desastre en que nos han metido. Más adelante, que cada cual vote según su ideología, pues espero que salgan a la luz otros socialistas decentes y con sentido común que se hagan cargo del partido y merezcan el voto de la izquierda española. Pero hoy, con la que está cayendo, lo sensato es dar prioridad al cambio y votar PP.

Por eso, me parece muy bien que usted apoye a Rosa, pero espero que el 9 de Marzo pueda más su sentido práctico que sus simpatías políticas, porque me consta que usted es un hombre inteligente y sensato. Dicho sea con todo respeto por quienes no piensen como yo.

Sebastián Urbina dijo...

Estamos de acuerdo en cosas básicas. Esto acerca nuestras posiciones. Sin embargo, ahí van algunos matices diferenciales.

1. Rosa Diez y su partido no pueden vencer a Zapatero pero si podrían sacar escaños suficientes para convertirse en bisagra y sustituir a los chupasangres nacionalistas. Esta posibilidad, si se convirtiera en realidad (y esto depende de los votantes) tendría una importancia capital para desactivar el peligro nacionalista.

2. Si yo creyera que Rajoy se va a opone frontalmente a las exigencias nacionalistas (como haría, por ejemplo, Vidal-Quadras) votaría al Partido Popular. El problema es que no lo creo. Lo que creo (y esta es mi visión de la realidad y mi responsabilidad como ciudadano)es que el PSOE nos conduce a una Confederación Ibérica (o algo parecido) a ritmo de samba y el PP lo hace a ritmo de vals.

Hay varias formas de suicidio. Uno puede lanzarse directamente a la calle desde un décimo piso o pasear por la azotea cada noche. No quiere caerse pero se pone en situación de grave peligro. Creo que esta dirección del PP actual se pone (nos pone) en un grave peligro.

He podido comprobar más de cerca la actuación de los peperos baleares. Por ejemplo,incluso con mayoría absoluta no frenaron el avance, paso a paso, de los fanáticos catalanistas en materia de enseñanza. ¿Qué harán sin mayoría absoluta?

Si estas actuaciones acomplejadas y sin principios se hicieran en momentos de estabilidad política, no me preocuparía en exceso. Pero en las actuales circunstancias me parece muy grave.

Ha llegado un momento en que mucha gente vota al PP porque '¡es que el PSOE es tan malo!'. Pero ya no es suficiente. Hay que dar un paso más. Y comprendo que a mucha gente le de reparo (o miedo) dar este paso. Yo también he votado al PP como un mal menor, pero ya me he cansado.

Finalmente, creo que esta cuestión no es, o no es básicamente,el ser socialista o no serlo. Me resulta difícil definirme pero diría que soy liberal, con matices que ahora no es el momento de hacer. Habría que explicar lo que esto significa.

En todo caso, y resumiendo, Estado de Derecho y poco intervencionismo estatal. El necesario para mantener algunos pilares básicos de cohesión y de justicia social, como sanidad y educación. Sin prescindir, por supuesto, de sanidad y educación privadas. En fin, me quedo muy insatisfecho con estas breves consideraciones. Mi pensamiento político se puede ver en mis artículos, para el que tenga la paciencia y el interés de leerlos.

En resumen, los dos queremos lo mismo pero utilizamos, para conseguirlo, dos caminos diferentes. Aunque estoy dispuesto a cambiar si los hechos me demuestran que estoy equivocado.

Anónimo dijo...

Muy a mi pesar, tengo que darle la razón en que el PP ha hecho muchas tonterías por eso de que no le llamen facha, de no parecer autoritario ( cuando era necesario serlo), etc...Tuvo oportunidad de arreglar muchas cosas y prefirió no hacerlo, supongo que por evitar un desgaste que luego ha sido mayor como "pecado de omisión", o simplemente, digamos que por cobardía.

Pero todos estos errores, ¿ no les habrán servido para aprender? Yo no lo sé, muchas son las veces que no les entiendo y me sacan de quicio. Pero NECESITO creer que no volverán a caer en los mismos errores, y que a partir de ahora darán leña , y tomarán decisiones impopulares,cuando haga falta.

Espero que el ejemplo francés les sirva de algo, y piensen que los españoles ya estamos hartos de gazmoñerías.También nosotros queremos que nos hablen con la verdad, las cosas claras, y a hacer lo que hay que hacer, aunque sea políticamente incorrecto.

Y es que tampoco creo en los partidos bisagra. Hasta ahora al menos, no han servido para imponer el sentido común sino para sacar beneficio de la debilidad ajena.

Por eso votaré PP, ... y si tiene usted razón, ( y puede que la tenga, no lo voy a negar) y vuelven a tolerar lo intolerable, y a hacer dejación de sus poderes, permitiendo el juego sucio de otros partidos con santa resignación y sin responder como se debe, no me quedará más remedio que aprender francés y cruzar la frontera para no morirme de asco.

¡Pobre España!