jueves, 9 de marzo de 2017

EL ESTÚPIDO SUICIDIO OCCIDENTAL


 (La peor desgracia que tenemos en Europa es que este asno de Noruega, el periodista Egil Omdal, no está solo. Mesnadas de progres, periodistas, profesores, políticos, sindicalistas y gente de a pie, repiten estas peligrosas idioteces.


Por cierto, no dirían lo mismo si el símbolo fuese del Islam. Si estos cretinos no fueran peligrosos, podríamos dejarlos en paz, sin criticar, pero su cretinez es muy peligrosa. Hay que dejar constancia de que son unos asnos muy peligrosos.


PD. Con perdón de los asnos.)






 EL ESTÚPIDO SUICIDIO OCCIDENTAL.

El debate sobre la inmigración y el uso de los símbolos religiosos ha alcanzado a la ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug, quien ha sido acusada de colgarse un crucifijo en el cuello para captar votos

 La polémica fue iniciada por Sven Egil Omdal, columnista del diario noruego Stavanger Aftenblad, quien cuestionó en la página de Facebook de la ministra los motivos políticos por los que llevaba la cruz. Para Egil Omdal se trata de un accesorio político, utilizado para impresionar a algunos grupos de personas «que creen que la xenofobia es una virtud cristiana».

(Carmen Calvo/ABC)