lunes, 17 de octubre de 2016

AUSTERIDAD Y MENTIRAS

 (Nos han mentido sobre la austeridad, especialmente los partidos de izquierda. Hemos escuchado, hasta la saciedad, a Pedro  Sánchez, Pablo Iglesias y cía, acusar a la derecha de los recortes sin alma.

 

Pasen y lean. Con Mariano ha sido un infierno. Con Pedro y Pablo estaríamos enterrados.)

 

 

 

Varios economistas han estudiado el éxito o fracaso de los planes de austeridad aplicados por la OCDE, llegando a una conclusión unánime. 

Austeridad. No hay debate sobre la crisis económica en el que no surja esa palabra. Desde la izquierda, el relato es claro: si la Gran Recesión ha sido tan larga y dolorosa es por la salvaje austeridad que ha ‘desmantelado’ los programas sociales del Estado del Bienestar. Incluso en las filas de la derecha han aparecido voces como la del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ha denunciado que "la UE se pasó cuatro pueblos con la austeridad".

¿Qué nos dice la ciencia económica? De entrada, si echamos la vista atrás y consultamos los más importantes trabajos académicos sobre esta cuestión, podemos ver que la austeridad sí arroja buenos resultados… cuando se vuelca por el lado del gasto público. Así se desprende de los estudios de Alberto Alesina, de las investigaciones de Paolo Mauro, de las investigaciones de Kevin Hassett, Matthew Jensen y Andrew Biggs o de los informes de Jaime Guajardo, Daniel Leigh y Andrea Pescatori.

Todos estos economistas han estudiado el éxito o fracaso de los planes de austeridad que se han aplicado en la OCDE a lo largo de las últimas décadas. La conclusión es unánime: cuando los ajustes fiscales se concentran en la reducción presupuestaria, la economía crece más y la deuda baja más rápidamentepero cuando el esfuerzo se vuelca en el bolsillo de los contribuyentes por la vía de las subidas de impuestos, la recuperación pierde fuelle y los déficits se enquistan. Hay, por tanto, una austeridad ‘buena’ y una austeridad ‘mala’.



Ni siquiera, si desagregamos el gasto, observamos datos que soporten la idea de que se ha desmantelado el Estado del Bienestar en Europa. Según Eurostat, los desembolsos públicos en educación se han mantenido en el 4,9% del PIB entre 2007 y 2014, mientras que el gasto en protección social ha pasado del 17,2% al 19,5% del PIB y los presupuestos dedicados al ámbito sanitario han crecido del 6,5% al 7,2% del PIB.

En el caso español, según Eurostat, el peso del gasto público sanitario ha crecido del 5,6% al 6,2% del PIB, mientras que los desembolsos en educación han pasado del 4% al 4,2% del PIB y el presupuesto de protección social ha aumentado del 12,8% al 17,5% del PIB.

(Diego Sánchez de la Torre/Libre Mercado.) 

 

 

 ¡MARCHANDO UNA DE RECORTES!

 España


  • España

Las autonomías se gastan en sueldos 4.000 millones más que hace tres años.

Cataluña ha disparado el gasto en el personal que trabaja en las administraciones en mil millones, y Andalucía en 800 millones
ROBERTO PÉREZ (ABC)