jueves, 20 de diciembre de 2018

LA PESTILENCIA PROGRE


(El repulsivo sectarismo progre de cada día.
 De cada vez la gente está más cansada y ha perdido el miedo de que le llame ‘facha’ esta gentuza.

De ahí el éxito de Vox. Que, previsiblemente, seguirá creciendo. Lo ha fomentado la izquierda con su intolerable sectarismo. Y la derecha con su miedo estúpido. 

 ¡Basta ya!)





El líder de la formación verde le pega un repaso hemeroteco a la de Onda Cero.

Santiago Abascal masacra a Julia Otero por acusar a Vox de no sentir la muerte de Laura Luelmo: "Eres una sectaria".

"En efecto, eres el tipo de persona y de periodista sectaria y manipuladora que no tiene un solo escrúpulo. Por actuaciones como la que acabas de hacer cada vez os creen menos y os detestan más".

Juan Velarde, 20 de diciembre de 2018 (Periodista Digital.)

5 comentarios:

Arcoiris dijo...

Dejé de escucharla ya hace unos años. Aparte de sus simpatías políticas, evidentes, tenía el cuajo de acoger un espacio sobre el sexo un tanto peculiar, digamos que expresivo, rebuscado y prolijo. En una ocasión, un oyente se quejó del mismo por que se emitía en horario en que sus nietos podían oírla. Imagino que seguirá invitando a sus amigos del BNG y a la Rahola. Por mí, que le den. Que le den salud por un tubo. Allá cada cual con sus ideas. Ahora bien, ¿porqué amparan tantas emisoras y canales a gentes de reconocida superioridad amoral? ¿Tan “progresista” se supone al personal?

Sebastián Urbina dijo...

Es el control que tienen los medios progres. Son mayoría aplastante. Hay que controlar las mentes que sólo respiran a través de la tele.

Arcoiris dijo...

Somos líderes europeos absolutos. Ningún país en la EU tiene tanto cargo político. Ninguno tiene tanto aforado. No parece mala la profesión política: poco o nulo paro, bien pagada, prebendas, herramientas para zaplanear sin antifaz... Pero algún partido se ha propuesto reducir su número, el de los aforados, y limitar su amparo a la estricta actividad política. ¡Y ya está! ¡Qué decepción! Yo, en mi seráfica candidez, creía que no sólo compararían los patrimonios de antes y el del después, no; en mi inocencia suponía que valorarían su influencia en los gastos y deuda públicos, que hasta ahora se la suda, ¡pobrecitos!, y les haría participar, a ellos y a sus partidos, de su parte alícuota, como mínimo, en tales dispendios, que queda muy mono ser espléndido sobre las espaldas ajenas. Pero no. No caerá esa breva.

Arcoiris dijo...

P. S.: Por cierto, ahora que la radio viene dando cuenta de las hazañas de los revoltosos disconformes con la convocatoria del Consejo de Ministras de España en su sagrada y republicana tierra, unas preguntas: ¿no trabajan? ¿De qué viven? Si estudian, ¿les echaría en falta la sociedad si no se licenciaran nunca?

Sebastián Urbina dijo...

No es la primera vez que los antisistema reciben ayuda económica de países que están encantados dificultando la normalidad democrática.

En cuanto al alto número de chupópteros, lo de siempre. Los niveles de corrupción son altos para Europa. Creo que estamos en el puesto 41 cuando Alemania- entre otros- está entre el 12 y el 14.