domingo, 28 de octubre de 2007

27/10/2007.






REPRODUZCO, POR SU INTERÉS, LA RESPUESTA DE PÍO MOA A LA PREGUNTA

¿Qué puede hacerse?



En una conferencia en Burgos me preguntaron, hace unos días, qué puede hacerse ante una situación como la actual. Lo primero es comprender lo que pasa.

--Hemos llegado a la situación actual debido en gran medida al olvido de la historia, que ha permitido a la izquierda y los separatistas inventar y difundir una versión fraudulenta de ella, a la medida de sus intereses.

-- Las izquierdas y separatismos, presentándose como herederos de la libertad y la legitimidad republicanas, han conseguido poner a la defensiva a los partidarios de España y la democracia. Los liberticidas se han expresado sin complejos y con la máxima intensidad, ganándose a un vasto sector de la opinión pública, mientras que, durante decenios, las gentes de mentalidad democrática y conservadora apenas han osado expresarse, o lo han hecho con poca fuerza.

-- De este hecho deriva el amplio margen de maniobra de los liberticidas. Muchos se preguntan: ¿cómo es posible que tanta gente siga votando a unos partidos tan evidentemente corruptos, antiespañoles y antidemocráticos? Pues porque se le ha grabado la imagen de una derecha históricamente asesina, brutalmente represiva y enemiga de los trabajadores: preferibles los otros, aunque roben y cometan mil fechorías.

-- Así, la izquierda y el separatismo han entendido muy bien la importancia de explicar el pasado para dominar el presente y, conforme a su modo de ser, han falsificado la historia a fondo. La situación actual proviene en muy alta medida de la expresión exuberante de los liberticidas y la inhibición expresiva de sus contrarios, cuando no la colaboración de una derecha empeñada en contemplar el futuro.

-- ¿Qué hacer? Tratar de ganar a la opinión pública. Y para ello, primero y fundamental expresarse. Pese a su vocerío, esa gente es sumamente débil, y sus campañas para acallar a quienes les plantan cara, en especial a Jiménez Losantos, demuestran esa debilidad de fondo.

-- ¿Cómo expresarse? En todos los niveles. Cada uno, en su vida particular, con familiares o amigos, tiene muchas ocasiones de exponer sus puntos de vista o replicar a los opuestos. También puede difundir en su ámbito fotocopias de artículos o informaciones de interés.

-- Asimismo puede utilizar las cartas a la prensa o Internet, un instrumento poco y mal aprovechado. Estas acciones están al alcance de cualquiera, empleando el abundante material informativo y de opinión generado por Libertad Digital, La COPE, Intereconomía, contribuciones propias, etc.

-- Un nivel superior consiste en asociarse. La situación debiera dar lugar a una multitud de asociaciones diversas: por la verdad histórica, de apoyo a la AVT, de denuncia de los separatismos… Una asociación puede realizar convocatorias, conferencias, hacer propaganda callejera mediante pintadas, carteles, pegatas, etc. Si funciona medianamente bien, multiplica el efecto de la acción individual.

He aquí acciones factibles sin mayores medios. Ciertamente, una persona aislada o un pequeño grupo pueden muy poco frente a los poderosos medios de masas controlados por el poder, pero miles de personas aisladas y decenas de pequeñas asociaciones que se expresen constantemente pueden contrarrestar en gran medida el efecto de esos medios de masas e incluso influir sobre ellos.

Sebastián Urbina.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi pregunta es: ¿qué credibilidad tiene un ex-GRAPO?

Sebastián Urbina dijo...

La respuesta es:

Usted incurre en la falacia 'ad hominem'. Esto sucede cuando alguien utiliza un argumento que, en vez de mostrar las razones contra un determinado punto de vista, pretende refutarlo criticando a la persona que sostiene tal punto de vista.

Una persona con credibilidad puede estar equivocada, y una persona sin credibilidad puede tener razón. Esto lo sabremos analizando sus razones.

Joan dijo...

m'agrada quan usa aquest to doctoral, gens barroer...

Anónimo dijo...

¿Entonces un etarra o un fundamentalista islámico puede tener razón en sus puntos de vista políticos? Yo creo que no, precisamente por ser lo que son y lo que representan. Igualmente, tampoco me merece ninguna credibilidad un tipo como Alcaraz (presidente de la AVT), que se hace fotos con un gran demócrata como Ynestrillas (sí, el de la falange).

Sebastián Urbina dijo...

Yo creo que no tienen razón. Pero ¿a qué viene la pregunta? Si ha entendido lo que dije la pregunta no tiene sentido. Se trata de distinguir entre la persona, y las razones que utiliza esta persona para defender un punto de vista.

Una persona (X) discutiendo el problema (P) puede tener razón frente a (I), a pesar de que (X) sea un ladrón y (I) sea una persona honrada.

En Fin dijo...

Certero, pedagógico e ilustrativo para anónimo. Volvamos a los temas que nos expone el señor Urbina día a día.