jueves, 28 de febrero de 2008

NOTICIAS BREVES.




28/2/2008.





NOTICIAS BREVES.


A.
La justicia alemana restringe el espionaje informativo de presuntos terroristas. El Ministerio del Interior sospecha que los radicales islamistas utilizan Internet para reclutar miembros.

Es el permanente debate y conflicto entre la libertad y la seguridad. Todos queremos libertad (en realidad no es cierto, hay gente que prefiere que le manden) pero no debería entenderse como un valor absoluto. A pesar de que es el valor fundamental. Las sociedades complejas, estructuralmente plurales, viven en una constelación de valores recogidos en sus Constituciones.

Una importante tarea de los jueces, en general, y de los Tribunales Constitucionales, en particular, es la de armonizar los diferentes valores en los casos concretos. Es decir, justificar que, en el caso concreto (X), prevalece el valor (V) frente a otros valores. Por supuesto, en base al principio de 'tratar igual a los iguales', los casos relevantemente similares a (X) deberán ser tratados igual.

Por tanto, ¿prevalece la libertad o la seguridad, en este caso? Parece que los tribunales alemanes han dicho que la libertad. Ahora bien, si se produce un atentado islamista, los jueces no podrán aislarse del clamor ambiental. Esto es así porque la justicia no puede administrarse en el vacío, en una especie de torre de marfil. Por otra parte, la justicia tampoco puede ser dependiente de los datos sociológicos, como suele ser el caso de los políticos. Esta es la difícil tarea de los buenos jueces.

Por mi parte, deseo molestias e inconvenientes (por ejemplo, en los aeropuertos) para disminuir la probabilidad de atentados. Claro que todo tiene un límite. Ahí está el problema.


B.
En el libro 'Educación para la Ciudadanía; democracia, capitalismo y Estado de Derecho', de F. y P. Fernández Liria, L. Alegre Zahonero y M. Briera (ilustrador), se dice:

'Lo que ha demostrado la Historia del siglo XX, y damos datos comprobables en el libro, es que el capitalismo y la democracia son estrictamente incompatibles'.


¡Cuidado padres y madres! Estos rojillos quieren aleccionar a vuestros hijos. Vosotros tenéis el derecho y el deber de educarlos en valores. Para empezar, no utilizan correctamente las palabras clave. Ellos no pueden 'demostrar' nada. La demostración forma parte de la racionalidad teórica, no de la racionalidad práctica, que es donde se mueve el discurso de estos progres.

Los datos no prueban nada. Los datos se interpretan. Son estas interpretaciones (no deducibles lógicamente de los hechos) las que se constituyen en argumentaciones, más o menos convincentes. En su caso, muy poco o nada convincentes. Dado que no vale la pena perder el tiempo con ellos, me limitaré a recoger un párrafo de 'La revolución en el siglo XX' de G. Tortella.

'La situación económica era aún más desesperada en las 'democracias populares' que en la Unión Soviética porque, siendo más pequeñas, dependían más del comercio; como las maquinarias productivas comunistas eran tan ineficientes, estos países tenían grandes déficit comerciales acumulados, por lo que habían contraído enormes deudas con Occidente que no llevaban visos de no pagar.

Los reajustes que se requerían eran tan drásticos y la impopularidad de los gobiernos tan grande que que los propios dirigentes comunistas estaban convencidos de su incapacidad para resolver la situación. La vuelta a la democracia y el capitalismo eran las únicas soluciones'.


C.
Nuevas ideas de la izquierda española.


Felipe González (Presidente en la época de los GAL) insulta a Pedro-Jeta Ramírez y a Jiménez Losdemonios.

La prensa internacional recoge con envidia y admiración estas muestras de la pujanza ideológica de la izquierda. Casi exhausto por estas profundas reflexiones aún ha tenido fuerzas para más.


Ha llamado 'imbécil' a Mariano Rajoy por decir que es más moderado que Zapatero.

¿Cómo podremos pagar a Felipe González, y a la izquierda española, tanta ayuda desinteresada en estos momentos de confusión y de zozobra? Y es que el Partido Popular no para. Crispa que te crispa.


Sebastián Urbina.

1 comentario:

nika dijo...

Respecto a lo de FG, no nos debiera sorprender en absoluto. Durante estos cuatro años, mientras el presidente intentaba dar una imagen moderada y talantosa, se ha servido de sus voceros para que le hagan el trabajo sucio, ya sea contra las víctimas, contra el PP, contra los medios de comunicación que no le rinden pleitesía, contra la ICAR o contra cualquier otra voz que se haya atrevido a disentir. Para todos ha habido insultos, denigración y animadversión. FG es uno más de los que se apuntan al carro del escarnio público que han puesto en circulación ZP y sus "acólitos".
Nunca ha dado más vergüenza nuestro panorama político, nunca.