jueves, 12 de mayo de 2011

SE ACATA







SILENCIO, SE ACATA.

Diríamos que algo no cuadra en un país donde los políticos comunicaran, cada día, a la hora del té, que obedecen las leyes y no cometen delitos. Imagínese que el secretario del PSOE, en sus comparecencias del lunes, anunciara solemne su respeto al ordenamiento jurídico. Y, sin embargo, no andamos tan lejos de ese extraño espectáculo. Una y otra vez se reproduce cuando un alto tribunal dicta una sentencia de alcance. Hasta el mindundi del partido pronuncia, antes de nada, la frasecita ritual del "acato y respeto". Ganas dan de preguntarle, ¿y qué sucedería si no la acatara? Vana apelación al raciocinio. La declaración de acato es innecesaria y redundante, pero no sólo se hace, también se exige. Y se convierte, como estos días, en la fórmula que disfraza el empeño de censurar la controversia.

Ahora, incluso, el presidente del Constitucional se refugia en lugar sagrado para huir de la polémica sobre el pase electoral extendido a Bildu. ¡Y reclaman un Estado laico! De eso nada. Los hay que anhelan una teocracia con los magistrados del TC afines en el rol de sumos sacerdotes. Infalibles siempre: ni el Papa de Roma. Y, ante todo, jamás sujetos a la crítica. Habrá que preguntarle a Pascual Sala su sacrosanta opinión sobre los sapos y culebras que soltaron nacionalistas y socialistas catalanes contra la sentencia del Estatuto. ¿O estamos en el doble rasero y la ley del embudo?

No sobraría tampoco que los socialistas, esos acatadores ejemplares, evaluaran la pieza que la ministra Chacón firmó entonces con su papi, aquella que acusaba a ciertos magistrados de ignorantes, ofensivos, obsesos y preconstitucionales. Se titulaba, modesta, "Apuntes sobre Cataluña y España". Pues bien, cuando un miembro del Gobierno y un ex presidente lanzan tales dardos y brindan su apoyo a la "indignación y el rechazo" suscitados por una sentencia, ¿es desacato, insumisión, blasfemia, ultraje al Estado de Derecho, insidia, deslegitimación o simple desacuerdo?

La coacción es selectiva. No afectará a Chacón ni a González, ni al PSC ni a CiU ni al PNV, por citar a unos cuantos exentos. Sólo a los pringados. Cualquier crítica a una acción judicial o policial, que provenga del lado oscuro, sito a la derecha, es transformada en prueba de su aversión a la democracia, congénita. ¿Veis cómo no son ni serán nunca demócratas? Esas niñerías les encantan. Excitan a los peques, ceban la superioridad moral y consiguen amedrentar a la fiera. Al grito de ¡acata!, vuelve a la jaula. (Cristina Losada/ld)

1 comentario:

Rodolfo Plata dijo...

DEJEMOS ATRÁS EL OSCURANTISMO MEDIEVAL DONDE LA FILOSOFÍA ESTABA SOMETIDA A LA TEOLOGÍA, LA RAZÓN A LA FE, LA CIENCIA A LA REVELACIÓN, Y EL ESTADO A LA IGLESIA:

LOS VALORES SUPREMOS DE LA TRASCENDENCIA HUMANA Y LA SOCIEDAD PERFECTA, DEBEN ORIENTAR LOS OBJETIVOS DEL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO A FIN DE ALCANZAR LA SUPRA HUMANIDAD__ La relación entre la fe y la razón, la religión, la ciencia y la educación, se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, etc.)__La paideia griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad), la sabiduría (cuidado de la verdad, estudiando la física, la lógica y la axiología), el físico culturismo (cuidado del cuerpo y la salud), mediante la práctica continua de ejercicios físicos y espirituales (cultivo de sí), a efecto de prevenir y curar las enfermedades del cuerpo y el alma; la oratoria y la retórica para intervenir en la administración y gobierno de las polis, a efecto de alcanzar la sociedad perfecta. El educador, utilizando el discurso filosófico y la discusión de casos y ejemplos prácticos, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo y objetivo de la filosofía griega. Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar la trascendencia humana (patente en Cristo) y la sociedad perfecta (Reino de Dios). Meta que no se ha logrado debido a que la mitología del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo, separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su teología fantástica que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD