sábado, 12 de enero de 2019

COMO SI TODOS FUÉRAMOS TONTOS


 (Este discurso del doctor Sánchez- como la mayoría- son un insulto a la inteligencia. ¿Creerá que todos son tan cretimos como él?

 Es cierto que la LOGSE y las televisiones de progreso hacen mucho daño, pero no han eliminado a la gente que piensa por sí misma.

¿Qué lecciones puede dar un tipo que plagia la tesis doctoral?

¿Qué lecciones puede dar un tipo que ruega una entrevista con un racista que apoya a los golpistas. O sea, Torra?

¿Qué lecciones puede dar un tipo que no ha mostrado a la opinión pública las 21 condiciones que le puso el separatista Torra? ¿Qué vergüenzas esconde?

Quiere asustar a la gente. ¡Que viene el lobo de la ultraderecha! ¿Tan tonta cree que es la gente? Los hay, por supuesto. Pero no generalice.

Afortunadamente no todos los españoles somos como Sánchez.)







COMO SI TODOS FUÉRAMOS TONTOS.

Sánchez ha insistido en que su proyecto debe alargarse los "próximos 15 años" para "transformar la sociedad catalana y española" y ha blandido la continuidad de su Ejecutivo como el antídoto a los "Bolsonaros de la política española", en alusión a PP, Ciudadanos y Vox.

 El presidente del Gobierno ha acusado a PP y Ciudadanos de "abrazar los argumentos de la ultraderecha sin rubor" con el "único objetivo de hacer involucionar España.

(ElMundo/12/1/2019.)

2 comentarios:

Arcoiris dijo...

La democracia española (no sé cómo será en otros países o la verdadera fetén), a algunos les parece una broma de mal gusto, un insulto al pueblo que la padece, ¡qué sé yo! Afortunadamente (algo habría de tener bueno), todos somos iguales ante la ley. Bueno, todos menos los independentistas catalanes. ¡Vale!, y menos los vascos. De acuerdo, las mujeres y los navarros, también. ¡Ah!, y los políticos profesionales. Bueno, está bien, digamos que algunos somos iguales para la ley; ¿no es pistonudo? Sin embargo, hay gente que tiene raras pretensiones, chalados que pretenden que sea posible encausar a esas nobles nalgas que calientan el eskay de tantos ricos sillones y escaños si resultara aconsejable en función de su desempeño, que sueñan con algún poder y control sobre su propio dinero, ese que alguien bien informado dijo que no es de nadie; gentes que querrían acabar con los bisagrismos, que querrían acabar con la elegibilidad de algunos partidos, que querrían imponer un límite a las legislaturas y conformación de regímenes, que aspiran a acabar con el régimen de autonomías… ¡En fin!, hay gente pa tó. Ultras, fascistas, bestias con forma humana...

Sebastián Urbina dijo...

Es cierto, hay gente pa tó. La desgracia viene cuando los peores son los que mandan. Nada menos que un presidente eue plagia su tesis doctoral y se inclina ante un golpista. debería estar detenido. En una auténtica democracia.