lunes, 27 de agosto de 2007

BATIBURRILLO


27/8/2007.






BATIBURRILLO (aunque la RAE prefiere 'baturrillo', utilizo el uso más habitual).




A.

El segundo de Sarkozy (algún progre gilipollas, o sea, progre, le llama 'Karkozy'; perciba el lector la fina ironía del rojerío) saca las 'vergüenzas' de Zapatero. El primer ministro francés se reunió con el Presidente español en Julio y asegura que nuestro amado Presidente le prometió que no volvería a hacer ninguna regularización de inmigrantes, de la que se arrepiente.




¿Qué nos vende nuestro líder y su guardia pretoriana? Que han abierto las puertas porque son solidarios y olé, como corresponde a un Gobierno progresista. No como el PP, fascistorro insensible al sufrimiento ajeno. ¿Por qué sueltan este rollo que ni ellos mismos creen? Porque suponen que hay millones de progres que se lo van a tragar. ¡Ojalá me equivoque!




B.

Defensa comienza una misión militar en Afganistán SIN el permiso del Congreso.




¡Cuántas manifestaciones! ¡Qué sensibilidad! ¡Nunca mais! ¡No a la guerra! ¡Qué personal!





C.

El señor Carod-Rovira del Tripartito, dice que habrá referendum de independencia el 2014, lo que es una manera de volver al Estado catalán, que desapareció en 1714.



Es mentira. Hubo una guerra dinástica, con ramificaciones internacionales, entre Felipe V y el Archiduque Carlos, y terminó con la capitulación de Barcelona, en tan señalada fecha. O sea, Cataluña NUNCA fue Estado. La duda es si, realmente, se lo cree. Confunde sueño y realidad. ¿Y usted? Claro que para ser un buen nacionalista hay que tragar ruedas de molino. Los franquistas tenían que hacerlo. En fin, al odio a España se suma la mentira. Nada nuevo.






D.

Rosa Regás, la directora de la Biblioteca Nacional, ha dimitido. Dice que no tiene la confianza del Ministro de Cultura.



¡Qué alivio! La enfermedad que padece esta venerable señora es el virus del rojerío más cretino y estalinista. Encima se hace la mártir por ser mujer. Mandó quitar la estatua de Marcelino Menéndez Pelayo, que fue Director de la Biblioteca Nacional de 1898 a 1912, de su ubicación en la Biblioteca Nacional. ¡No era de su cuerda! ¡Talante, por detrás y por delante!




E.

El sustituto de Piqué, como Presidente del Partido Popular de Cataluña, Daniel Sirera, no está acomplejado, como su predecesor.



Al contrario, dice cosas como éstas: 'Mientras Cataluña se perdía en debates identitarios, Madrid o Valencia invertían en progreso'. ¡Maldito charnego! ¡Qué aprenda del bachiller Montilla!


Mi más sincera felicitación a Daniel Sirera. Si viene a Palma le invitaré a un café. Si quiere.



Sebastián Urbina.

7 comentarios:

Alien dijo...

Cataluña no fue estado pero ¿y la Corona de Aragón? ¿Eh? ¿No viene lo uno de lo otro?

Joan dijo...

Catalunya tenia un dret propi, una llengua pròpia, unes Corts pròpies, una moneda pròpia, un exèrcit propi, una marina pròpia, cònsols (per exemple, a Sevilla)...si això no és ser un estat, què és ser un estat?

No oblidem que el rei no era rei fins que no havia jurat les Constitucions de Catalunya!!

Catalunya era una societat pactista tan avançada com Anglaterra o Holanda i els catalans infinitament més lliures que els francesos i castellans: per això tot Catalunya va lluitar a mort per les Constitucions, fins i tot els franciscans van lluitar amb les armes a la mà!

I tot no va acabar l'11-09-1714. A Mallorca vàrem resistir fins l'11-07-1715.

Joan dijo...

Si al Canadà hi ha pogut haver dos referèndums d'autodeterminació al Quebec (1980 i 1995), perquè a Espanya no hi podria haver un referèndum d'autodeterminació a Catalunya?

LaViejaDelTitanic dijo...

Catalunya/Cataluña nunca ha existido como estado propiamente (desde su acepción más liberal hasta la más weberiana). La idea de Catalunya como estado nace a partir de la renaixença y con un fondo histórico más que discutible.

En mi opinión identificar Cataluña con la Corona de Aragón y el legado que esta pueda encarnar es una apropiación grosera, muy recurrente en el nacionalismo catalán, porque se entiende la historia en función de las interpretaciones que se avienen con un determinado deseo político (que no demonizo). Lo uno no viene con lo otro.

El ideario nacionalista, con todas las ficciones que alberga, inunda y tiende a manipular peligrosamente a las personas y las materias objeto de discusión. Sea este nacionalismo español o catalán. Por favor no confundamos las aspiraciones políticas que se puedan tener con la realidad de los hechos y la historia.

Cataluña nunca fue ni ha sido un estado, cuestiones diferentes son que haya gente que se lo crea o desee que lo sea, pero esos ya son otros debates.

Iván C.

Sebastián Urbina dijo...

Sensatez y buena información, la de mi brillante ex-alumno.

Alien dijo...

Creo que en ninguno de los comentarios precedentes se ha identificado a Cataluña con la Corona de Aragón. Eso es simplemente imposible porque no solo Cataluña formaba la Corona de Aragón. Aún así esto no cambia ni un ápice que Cataluña proceda, haya formado parte, existiera… en la Corona de Aragón y que, por tanto, hubiera sido independiente del Estado español hasta 1714. Lo uno no viene con lo otro pero si que lo uno viene de lo otro
Y sí, seguramente esa “identificación”, que al menos por mi parte no lo es identificación, es grosera, burda, triste y penosa, pero lo es tanto como identificar el nacimiento del Estado español con la unión de los Reyes Católicos o antes, según que osados personajes escriban la historia.
Y finalmente Cataluña nunca ha sido estado así como España nunca ha sido nación, o al menos una nación de tantos individuos, aunque haya gente que se lo crea o lo desee.

LaViejaDelTitanic dijo...

Una lectura detenida por los comentarios de este post permitirá comprobar como se identifica Cataluña con la Corona de Aragón. Al menos como heredera de Aragón en algunos de aquellos atributos que al nacionalismo catalán le encanta sacralizar: derecho, lengua, ejército o Cortes propias.

Coincido en que Cataluña no era el único territorio de la Corona de Aragón pero lamentablemente leer el párrafo anterior y comprobar que sí se comparan realidades que no se corresponden nos conduce a aquello que al mismo tiempo consideramos imposible. Supongo que lo uno no viene con lo otro pero si que cuando interesa viene de lo otro. Así es el nacionalismo. En este caso catalán.

Por último me reafirmo en lo dicho en mi primer mensaje. El ideario nacionalista tiende a crear ficciones que posteriormente sacraliza. Estas ficciones tienen nombres conocidos. Se llaman Païssos Catalans, autodeterminación, pueblo oprimido y otras invenciones similares. Los objetivos también son conocidos. Uno de ellos consiste en manipular a las personas y las materias objeto de discusión para conseguir determinados fines políticos.

Saludos a todos. Es muy interesante disertar en estos términos.

P.D.: Por cierto, en honor a “otras” verdades encontrarás referencias legales (textos constitucionales desde 1812 hasta 1978), históricas (pronunciamiento de las Cortes de Cádiz) y filosóficas (España como nación canónica; como estado sucesor resultante del Antiguo Régimen) de España como nación que deberían hacerte cuestionar (cuando menos por prudencia) la severidad de tu afirmación.

La veracidad de esas referencias no quita que algunas de ellas no sean utilizadas por los mismos nacionalistas que secuestran la historia para someterla a la manipulación y la mentira, pero esto, de nuevo y de acuerdo a la veracidad de España como nación, es otro debate.