martes, 23 de diciembre de 2008

ALIANZA DE CIVILIZACIONES

Publicado el 23 Diciembre, 2008 |(MD)

En Europa, la población reclusa que profesa la fe islámica está aumentando considerablemente, al mismo ritmo que lo hace el temor a una radicalización en las cárceles.

En Francia es donde existe una mayor preocupación. Con una población musulmana que ronda el 12% del total, se estima que entre el 60% y el 70% de sus presos son islamistas.

En el Reino Unido, se estima que el 11% de los presos es musulmán y representan el 3% de la población total del país. En Holanda, la cifra se eleva hasta el 20% entre los adultos y el 26% de los delincuentes juveniles, cuando apenas suponen el 5,5%. En Bélgica, el 16% de la población carcelaria es musulmana, comparada con el 2% en las calles. En Italia, el 14% de los presidiarios son practicantes del islam, quienes apenas suponen el 1% de sus habitantes.

En España, el 10,4% del total

En España, según un reciente informe elaborado por Athena Intelligence y el sindicato de prisiones Acaip, hay unos 6.000 presos musulmanes, el 10,4% del total, cuando el porcentaje sobre la población apenas es el 1,2%.

Y los expertos advierten de que las prisiones españolas son las canteras donde se está forjando una nueva generación de yihadistas, sin que se estén tomando medidas contundentes. Los 142 presos encarcelados por terrorismo islamista no están en módulos de aislamiento, sino que conviven con el resto de reclusos.

¿Qué ocurre cuándo esos presos salen a la calle? En Italia, los reclusos extranjeros tienen cinco días para abandonar el país. Si no lo hacen y son detenidos nuevamente son encarcelados por entre seis meses y un año. Pero pocos se marchan, lo que unido a su posible conversión al fundamentalismo en prisión, eleva el riesgo para la seguridad en Europa.

1 comentario:

nika dijo...

La única 'alianza' que se debería firmar es la de repatriación a sus países de origen. Y que juzguen allí sus delitos, a ver qué tal les va.

saludos