martes, 17 de agosto de 2010

COBARDES, GILIPOLLAS Y BURKA.











COBARDES, GILIPOLLAS Y BURKA.

Ahora resulta que si prohibimos el burka en España, los islamistas nos amenazan con acciones terroristas. No es nuevo. Es viejo como la propia historia de la humanidad. Unas minorías fanatizadas amenazan a unas mayorías que privilegian unos valores diferentes. ¿Cuáles? Para no hablar del pasado, centrémonos en el presente.

En nuestra sociedad (aunque no es la única) el valor de la vida humana prima sobre cualquier otra consideración. Aunque no es el único valor, por supuesto. Es el valor de la vida entendido de cierta manera. Por ejemplo, el concebido no nacido (nasciturus) es considerado, por el proyecto socialista zapateril, como una especie de grano molesto que la embazarada puede eliminar a su antojo durante las primeras 14 semanas de embarazo. A pesar de que el concebido no nacido tiene derechos, según la ley vigente.

Pero, ya saben, también en Cataluña se pasan por el forro las leyes que no les convienen a su proyecto nacional identitario. Desde hace tiempo. No es, por lo que se ve, el único sitio de España en el que no se respeta la ley, en este devaluado Estado de Derecho.


A lo que iba. Se prima el valor de la vida de los que ya toman papillas en adelante. Pero hasta cierto punto. Los muy viejos y enfermos, que no producen y consumen, pueden ser 'exterminados', como hacía nuestro 'doctor muerte' en un hospital de Madrid. Por cierto, apoyado por los socialistas. Incluso se hizo fotos al lado de ZP y otros destacados progresistas.

En resumen, usted internaba a su padre en el hospital, viejo y enfermo (pero no moribundo) y lo sacaban con las pies por delante. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha sido? Cosas de la vida. Una cama menos. Un gasto menos. Un doctor que decide que esta vida (su padre, su madre) ya no merece seguir en este valle de lágrimas.
Valle de lágrimas capitalista, claro está.

Otra vez a lo que iba. Más o menos, se prima el valor de la vida, con estas excepciones. Pero nos podemos preguntar si primar el valor de la vida está bien, o está mal, dejando ahora aparte las excepciones mencionadas. Pues depende.
Cuando se prima la vida, al margen de cualquier otra consideración, se puede entrar en el camino de la esclavitud. ¿Esclavitud? Si, esclavitud. ¿Por qué?

Porque puede suceder, y sucede, que nuestros enemigos (y los islamistas radicales lo son, a pesar de la sonrisa ZP y su Alianza de Civilizaciones) intenten amedrentarnos o esclavizarnos porque conocen nuestra cobardía. Porque no son tontos. Son malos. Habrá gente que no me entenderá. ¿Malos?
Si todo es relativo no puede haber buenos y malos. ¿Quiénes somos nosotros, blancos opresores, para decir quién es bueno y quién es malo?

Pero no es sólo cobardía. Es cobardía que no se atreve a defender el valor de la libertad que, supuestamente, está en la base de nuestra sociedad y nuestra Constitución. Por eso se puede iniciar el camino a la esclavitud. Aunque sin necesidad de llevar argollas en la nariz.

Este es el camino para la demolición moral de una sociedad. El siguiente paso es crear, en la llamada ‘educación en valores’, 'talleres de masturbación' y 'mapas del clítoris y labios vaginales' para saber dónde meter mano con precisión. Y pasar curso con cuatro suspensos. Y poder insultar al profesor sin que pase nada. Y hablar mientras el profesor explica, sin que pase nada de nada. Y que muchos papaítos y mamaítas amenacen al profesor si suspende o riñe a su retoño. Y primar las experiencias (por ejemplo, las relaciones íntimas, o el solitario) antes que la transmisión de los conocimientos heredados. Etcétera.

En fin, facilitar el camino para una sociedad hedonista, relativista y del buen rollito botellero.
Los malos (los que ya nos han asesinado y volverán a hacerlo cuando puedan) saben que esta es la situación moral de nuestra sociedad. Saben que el esfuerzo y el mérito no están de moda. La patria tampoco, por supuesto. Excepto la patria catalana y la patria vasca. Y, tal vez, la gallega. La patria española es de derechas. O sea, nada.

En estas condiciones, nuestros enemigos lanzan el órdago: 'Si no hacéis lo que nosotros queremos, haremos atentados terroristas contra vosotros’.


¿Cuál es la reacción de una sociedad cobarde? En primer lugar, flojera intestinal y búsqueda de excusas para no parecer acojonados, En segundo lugar, hacer lo que exigen nuestros asesinos. Ejemplos habituales de excusas progresistas: No somos nadie para dar lecciones. Debemos ser tolerantes. No podemos luchar contra un enemigo dispuesto a inmolarse. No podemos luchar contra un enemigo que es invisible. No corras, que es peor. Y un largo etcétera.


El enemigo sabe que, entre nosotros, reina la cobardía. Naturalmente, no se dice así. Suele llamarse tolerancia, prudencia, o pacifismo. Y ellos se aprovechan. Hacen bien. Salvando las distancias ¿por qué los separatistas antiespañoles nos chantajean, desde hace treinta años? Porque les dejamos chantajear todo lo que quieran, con el beneplácito de PSOE y PP. No es bonito decir que somos unos cobardes. Es más bonito decir que buscamos ‘acomodo en la España plural’. Frase redonda ¡vive Dios! Y así seguirán ellos, mientras el rebaño español siga pastando con la cabeza gacha.


¿Dignidad? ¿honor? ¿principios? Lenguaje facha y casposo. Sigamos, pues, cuesta abajo.
Es nuestro sitio.

Sebastián Urbina.

PD.

De momento, permitir el burka. Mañana, piscinas sólo para mujeres. Eso sí, cubiertas de la cabeza a los pies. Pasado mañana, que los musulmanes ocupen la mezquita de Córdoba. Luego quitar los crucifijos para no ofenderles....

6 comentarios:

María dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Gracias.

Sebastián Urbina dijo...

Es un placer tener noticias suyas.

filosofo dijo...

Sebastián,
El 11 de Marzo de 2004 los terroristas chantajistas lanzaron un plebiscito a la sociedad española y lo ganaron. La sociedad se amedrentó y vió, digirida por el PSOE y sus terminales mediáticas, en sus gobernantes a los culpables del asesinato de casi 200 personas. Los terroristas ya conocen a España; ya conocen que es una sociedad débil y por eso intentarán el chantaje una y otra vez, apoyados por los enemigos internos de España. Por supuesto de los 200 muertos y del "queremos saber" ya no se acuerdan todos aquellos "conmovidos" espontáneos, porque pasados 6 años, los años de la infamia, apenas sí se conoce algo del 11-M y son más los agujeros negros que lo aclarado.

Un saludo

Sebastián Urbina dijo...

Esto empieza a ser preocupante. Acabo de 'publicar' el comentario de 'filósofo' y no se publica. Bueno. Estoy de acuerdo con lo que dice pero los que somos conscientes no podemos rendirnos. Es cuesta arriba, lo sé.
Gracias por la presentación de MSR. Veo que es el seguidor nº 36. Bienvenido.

filosofo dijo...

Sebastián,

MSR, recientemente, tuvo una época de problemas de publicación de comentarios cuando activó la moderación de comentarios (publicación tardía). Creo que lo solucionó permitiendo que los comentarios volvieran a ser visibles de inmediato. Es sólo una idea, ni siquiera una sugerencia.

Sebastián Urbina dijo...

Agradezco mucho el comentario pero, lamentándolo mucho, soy un deficiente informático. Tal vez por eso, cuando me atrevo a dar un pequeño paso me cargo algo y tengo que llamar al técnico. Es penoso, lo sé.
O sea, no corras que es peor.