viernes, 20 de agosto de 2010

EL OASIS.CAT









Redacción | Publicado el 19 Agosto, 2010 | (MD)

El presidente de Plataforma per Catalunya (PxC) y candidato a la presidencia de la Generalitat, Josep Anglada, ha manifestado este martes en Salt (Girona) que “con dinero de los contribuyentes, se ha conseguido que algunos paisajes de Cataluña ya no se parezcan a Cataluña sino a Afganistán”.

El secretario provincial de Plataforma per Catalunya (PxC) de Gerona y cabeza de lista por esta suscripción, Moisès Font, se ha reunido este martes en Salt con el presidente de PxC, Josep Anglada, para ultimar la estrategia de cara a las próximas elecciones autonómicas. En esta reunión, también ha asistido la delegada local de Salt, María Osuna.

El presidente de PxC ha empezado diciendo que “Salt es un ejemplo claro de esta islamización que esta padeciendo Cataluña”. Una ciudad con casi el 50% de inmigración, “es una ciudad islamizada, deteriorada y con un futuro muy negro para la gente autóctona”, ha afirmado Anglada.

ANGLADA CARGA CONTRA LA CASTA POLÍTICA

El Departamento de Estado ha dicho que “España es el paraíso del terrorismo musulmán. Y decir España es decir Cataluña, mal que les pese a los nacionalistas de vía estrecha y subvención ancha, porque en Cataluña vive el 60% de los musulmanes de toda España y el 80% de los pakistaníes, muchos de ellos en ciudades como Salt o la misma Barcelona”, ha manifestado el presidente de (PxC) y candidato a la presidencia de la Generalitat, Josep Anglada.

Anglada ha dicho que “de esto habla el Departamento de Estado de los Estados Unidos, pero no quiere hablar la casta política podrida catalana, por la sencilla razón de que es la culpable, sin excepción, de haber creado tan grave problema”.

Según el líder identitario, “la estrategia de ocultación de la realidad por la casta política es tan fuerte que muchos catalanes no saben que en diciembre del año pasado, la Audiencia Nacional condenó a once musulmanes por pretender atentar y provocar una masacre en el Metro de Barcelona con la terrible friolera de seis suicidas,

y ha añadido que “ según el diario La Vanguardia, el 25% de las mezquitas y oratorios catalanes son salafistas: de la línea más radical y proclive al terrorismo”.

Según ABC, “otro 40% son tabligh, cortina de humo del terrorismo” (esos musulmanes condenados por la Audiencia Nacional se reunían en una mezquita tabligh, en la calle Hospital de Barcelona; esos terroristas no venían de Afganistán sino que estaban en el Raval), ha afirmado Anglada.

Para Anglada, “la casta política catalana dice que no pasa nada; el Departamento de Estado de USA dice que pasa de todo, que la situación es gravísima. Los catalanes han dejado de creer en su casta política porque saben que ésta no hace otra cosa que mentir y porque los catalanes conviven con una realidad que perciben como grave; el Departamento de Estado no les descubre nada que ellos no sufran en las calles y plazas de Cataluña.

Por eso Anglada ha afirmado que “la casta política nos ha convertido en la reserva de terroristas islámicos de todo el mundo. Incluso se exportan desde Cataluña, como el empadronado en Vilanova i la Geltrú que asesinó a doce carabinieris en Irak. Esta casta política podrida se ha dedicado a financiar la islamización de Catalunya, con Montilla y el PSC a la cabeza. El PP también lo hace donde gobierna, aunque no se haya enterado Alícia Sánchez-Camacho, que no se entera de nada”.

Y lo grave, ha añadido Anglada, es que “con dinero de los contribuyentes, se ha conseguido que algunos paisajes de Catalunya ya no se parezcan a Cataluña sino a Afganistán. Se ha cedido suelo público para mezquitas (como Montilla en Cornellá). Se financia a una selva de asociaciones islamistas. Incluso el Gobierno de Zapatero les ha dado el 130% de las subvenciones que solicitaban; o sea, más de lo que pedían, así de generosos son los socialistas con los islamistas”.

“Se da educación gratis a los musulmanes y se les pagan becas de comedor a todos. A cambio, la integración que predica y de la que presume el nefasto tripartito no se ve por ninguna parte, porque no existe. El Departamento de Estado lo que ve en España y en Cataluña es el paraíso del terrorismo islamista” Plataforma per Catalunya lo lleva denunciando, en solitario, más de diez años. Lo he hecho con mucha claridad y documentación en mi libro ‘Sin mordaza y sin velos’”.

Pero los militantes de Plataforma per Catalunya miran a la realidad de frente, aunque no les guste, como no les gusta a muchísimos catalanes que votarán las candidaturas de Plataforma para castigar a una casta política “que les miente y les oculta la verdad”, ha concluido Anglada.

4 comentarios:

filosofo dijo...

Sebastián,

Muy buena la foto de Montilla, Carod y Saura.
Ojo con ellos que están pensando en robar todos los plátanos de España.

Saludos

Anónimo dijo...

Home, el perill per a la gent autòctona, però autòctona de veres, ja el tenen des del temps del tio Paco, cap allà els anys seixanta (i no eren moros, precisament)

Sebastián Urbina dijo...

¿Y desde los sesenta no les cortaron el cuello? Vaya, no debía ser un gran peligro. ¿Autóctonos de veras? ¿Quiere decir una mezcla parecida a la de los perros callejeros? Solamente los nazis creen en estas purezas. No existen.

Anónimo dijo...

No cal tallar el cap a ningú per fer-lo desapareixer.