martes, 20 de septiembre de 2016

LAS MENTIRAS DE PODEMOS/CARMENA.

 LAS MENTIRAS DE PODEMOS/CARMENA.





DE LA 'EMERGENCIA SOCIAL' A RADIO CARMENA.
 
Las mentiras que difundieron los neocomunistas de Podemos para tomar el poder en Ayuntamientos tan importantes como el de la capital van colapsando una tras otra y dejando a las claras la catadura de sus pergeñadores.

 En Madrid, la tan cacareada "emergencia social" que exigía la creación de oficinas antidesahucios y un plan de choque para salvar de la inanición a miles de niños desembocó en unos trabajadores municipales ociosos sin desalojos judiciales que fiscalizar y en el reconocimiento de que los servicios sociales del equipo de Ana Botella estaban atendiendo correctamente los contados casos de acuciosa necesidad.

Desmontado el indigno fraude de la emergencia social, el equipo de Manuela Carmena se ha embarcado ahora en la tarea de poner en marcha un nuevo medio de comunicación, que tendrá por objeto servir de abrevadero para una legión de esbirros y asestar a la ciudadanía dosis masivas de agitprop podemoso.

Bajo la dirección de la descalificable Rita Maestre, que sigue detentando la portavocía municipal pese a ser condenada en firme por vulnerar derechos fundamentales, la radio del Ayuntamiento de Madrid echará a andar en breve, para desgracia del esquilmado contribuyente capitalino, con el referido fin de evacuar propaganda de la peor especie. De ello no puede caber la menor duda, si se tiene en cuenta que el engendro va a estar en manos de personajes como la condenada Maestre, que cuando ejercía de reportera para La Tuerka de Pablo Iglesias se ufanaba de hacer intervenciones desde "el sóviet" de su facultad –la misma en la que impartía clases el propio Iglesias–, o el tal Jacobo Rivero, su director nominal, que ha estado a sueldo de la chavista TeleSur y que practicó en tiempos un libro de entrevistas al líder de Podemos.

Llama poderosamente la atención el abultado presupuesto destinado a los tertulianos que se amorrarán al caño de Radio Carmena: los palmeros de Podemos costarán unas seis veces más que el personal de plantilla de la emisora, modelo de negocio éste del que es ducho Pablo Iglesias y que casa bien poco con los mantras anticapitalistas que suelen asestar al personal. No al que mangonean, ciertamente.

Esta emisora municipal es un despropósito, un disparate y un despilfarro, no tiene ninguna razón de ser fuera de las arriba enunciadas. Como todos los medios públicos, sencillamente sobra.

(Edit.Ld.)