domingo, 13 de noviembre de 2016

EL RETRETE IDENTITARIO. CAT


 (El retrete identitario. cat obliga, a las personas decentes, a llevar careta antigás.)








Que el independentismo catalán es excluyente y segregador con todo lo que no es catalán resulta evidente. La línea es muy fina entre el nacionalismo y el rechazo a lo que no es “de aquí”, esté ese aquí donde sea que esté. Pero los políticos catalanes que llevan años huyendo hacia delante montados sobre un discurso excluyente pasan cada vez con menos reparos los límites de la xenofobia. Así ha ocurrido esta semana en el Parlamento de Cataluña cuando, a preguntas del diputado de Ciudadanos Carlos Carrizosa, la consejera de Trabajo dejó salir su superioridad ‘aria’ respecto al resto de España, en concreto, respecto a Andalucía.

Carrizosa le preguntó a Dolors Bassa qué estaba haciendo su departamento para mejorar las condiciones de vida de “los niños de la cola”, que malviven abandonados en las calles colocados mientras “esnifan pegamento” y, además, provocan altercados de orden público. Pero Bassa rehuyó responder, echando balones fuera y culpando “a otros lugares del Estado” de mandarles esos niños a Cataluña.

“Pregunten a sus compañeros de Ciudadanos en Andalucía por qué mandan a esos niños a Cataluña”, fue toda la concreción de la que Bassa fue capaz de hacer gala, despejando sus responsabilidades.

(Dolça Catalunya/OKDiario.)