sábado, 5 de noviembre de 2016

CONTRA LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO.








CONTRA LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO.

Rocío Monasterio es arquitecto, madre de familia numerosa y una de las portavoces de la Plataforma por las libertades, que ha presentado ante el Defensor del Pueblo un texto que pide la interposición de un recurso de inconstitucionalidad a la conocida como Ley Cifuentes, de nombre oficial ‘ Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual’ aprobada el pasado julio en la Comunidad de Madrid. 

¿Por qué este texto? ¿Qué se pide al Defensor del Pueblo?

Este texto pretende defenderse frente a un ataque que la sociedad civil recibe por parte de la Ley Cifuentes. Esta plataforma se construye para defender las libertades que están amenazadas por la imposición de una ley que pretende imponer a todos una determinada visión de la sociedad, de la familia, de la persona y de la sexualidad.

¿Qué visión? 

La que impone la ideología de género. Una visión que excluye todas aquellas otras formas de entender la realidad y que sanciona a todos aquellos que no comparten esa ideología. Y esto supone un atentado grave contra la libertad del individuo, contra la libertad a expresarse cada uno como considere, a educar a sus hijos en función de sus creencias, a la libertad religiosa, la libertad de la sexualidad... El recurso plasma todo lo que vulnera esta ley Cifuentes. 

¿Y qué piden al Defensor del Pueblo?

La inconstitucionalidad de la ley y su suspensión cautelar. Es una norma que vulnera, entre otras cuestiones, el deber del Estado de garantizar la neutralidad ideológica y el derecho a la igualdad de todos los ciudadanos independientemente de su orientación sexual. 

Vamos a lo concreto. ¿Cuáles son los peligros de esta ley? 

Que coarta nuestras libertades y pretende mediante un régimen sancionador que tengamos miedo a expresarnos con libertad. Además, recorta un principio fundamental: que cada uno puede elegir la educación de sus hijos, las propias opiniones o lo que se dice en un medio de comunicación. 

¿Así de rotundo?

Es un gran atraso desde el punto de vista de la libertad que en España pensábamos que ya teníamos superado. El éxito de esta ley sería conseguir que todos tuviéramos miedo a una dictadura ideológica, conseguir la homogeneidad en el pensamiento de la ideología de género, fuera de cuya dictadura no se pudiera hablar ni educar. Una situación que parece más propia de otros tipo de regímenes y gobiernos... que no voy a nombrar. 

Es una ley, además, que coarta la libertad de todos los individuos -incluso a los de colectivos como el LGTBI, a quienes no permite acceder a un psicólogo, por ejemplo- y atenta gravemente contra la independencia. 

En el poco tiempo que lleva en vigor, ¿cree que ha conseguido imponer ese miedo?

La ley prevé, por ejemplo, que cualquier colegio que por su ideario no esté de acuerdo en divulgar estos contenidos educativos que nos impone la ley Cifuentes, quede valorado como un colegio que incumple con la ley. [Se refiere Rocío Monasterio al caso del Colegio Juan Pablo II, llevado a la Fiscalía por pronunciarse contra los contenidos que señala la reciente ley]. 

El incumplimiento de la ley supone automáticamente aparecer en una lista negra en la que está amenazada cualquier subvención o concierto de la Comunidad de Madrid. Es, por tanto, la mejor herramienta para acabar con los colegios católicos en España. 

¿Hay más ejemplos?

Sí. Ataca gravemente la libertad de conciencia. Si un profesor no coincide con este adoctrinamiento y no quiere adoctrinar a sus alumnos hay, automáticamente, formas de expulsarlo del sistema. Y atenta gravemente a la libertad de acudir, por ejemplo, a un coach o un psicólogo para expresar la preocupación, el desacuerdo o el disgusto por una orientación sexual [es el caso de la coach Elena Lorenzo que se vio obligada a abandonar sus terapias “para dejar atrás la homosexualidad” por la presión de la asociación LGTB Arcópoli]. 

Y, tras la presentación de este texto, ¿qué?

Presentamos esta solicitud como un primer paso, pero no el único, de una serie de medidas que nos vemos en la obligación de tomar. 
Además de la vía jurídica, queremos informar a los padres de las vulneraciones y el ataque que se vive en contra de su libertad y, por supuesto, intentar unir a todos aquellos que tengan la misma visión del individuo, la sociedad y la familia. 

Por eso, invitamos a todos aquellos colectivos de otras confesiones que coincidan con nuestra visión a unirse a esta plataforma. 

¿Cuál es el mensaje para todos ellos?

Que hoy en España la familia está siendo seriamente atacada por aquellos políticos que pensábamos que la iban a defender. A veces, como este caso, los problemas se agravan porque los políticos que representan a la mayorías omiten su obligación de defenderlas. El principal objetivo o fin de un político hoy es la defensa de la libertad de un individuo. Ante su dejación, debe estar la sociedad civil. En esta plataforma hay asociaciones educativas, sanitarias, jurídicas, de padres, feministas… Cualquiera que quiera unirse puede hacerlo en plataformaporlaslibertades@hotmail.com

(Rosa Cuervas/La Gaceta)