jueves, 3 de noviembre de 2016

LECCIÓN MAGISTRAL DE LA MEJOR CATALUÑA







LECCIÓN MAGISTRAL DE LA MEJOR CATALUÑA.

“Me dirijo a Ud. desde el lecho donde convalezco todavía, con la esperanza de que alguna de estas líneas pueda ayudarle a restablecer mi salud”. El prestigioso digital Dolça Catalunya ha publicado este jueves una carta de la 'España dolça' dirigida al recién investido presidente, Mariano Rajoy, en la que le recuerda que convalece en cama porque “muchos desean que deje de existir, y quienes debieran velarme no lo hacen”. 

Le recuerda que su misión  es “procurar la paz, estorbar la discordia y promover el bien común” y le exige mano dura “en la sumisión de todos a la ley, puntualidad en exigir responsabilidades y urgencia en aplicar las consecuencias”.

Le cuenta que las principales razones de la crisis económica, institucional y territorial que la han postrado en cama son de cultura moral y que su principal tarea precisamente “consistirá en devolver a la cultura española la claridad moral necesaria para guiar la vida pública”.

Deberá estimular las partes más vivas de la sociedad para que puedan comunicar su vitalidad a aquellas más afectadas por el desgobierno de los últimos 30 años. Será su primer cometido impulsar la superación del egoísmo que encierra en sí mismo a individuos y grupos sociales, en una especie de agorafobia autoinducida que incapacita para el bien común”, prosigue la misiva.

Destaca que “el caso más urgente de este último trastorno es el de Cataluña, donde la asfixia del nacionalismo degenera ya en autoritarismo populista”, y le exige que “emprenda sin demora” las siguientes tareas:
    Innovación. Evite regresar al pasado. Olvide toda tentación de ceder a pactos y blindajes que a largo plazo sólo exacerbarán la asfixia. Busque formas nuevas, lleve la iniciativa, dedíquele tiempo y prioridad.

    CorajeEjerza con decisión las competencias que son de todos, y no permita que nos las arrebaten mediante discrecionalidades o estructuresdestat.

    Libertad. Asegure la libertad de todos los catalanes en la educación, la administración, la sanidad. Acabe con la discriminación y facilite la elección. Remueva las trabas al florecimiento de la aventura familiar.

    Imperio de la ley. Aplique mano firme. Firmeza en la sumisión de todos a la ley, puntualidad en exigir responsabilidades y urgencia en aplicar las consecuencias.

    Gentileza. Vista guante de seda. Todo será hecho con cuidado de no excitar el victimismo, que es el motor del nacionalismo.

    Criterio. Rodéese de catalanes libres de nacionalismo. No son los del puente aéreo, no son los de siempre, son gente nueva. Son los de la calle. Hable a menudo con ellos directamente. Es su tierra y ellos saben lo que hay que hacer. No tema contrastar su visión con gente como Girauta o Rivera, ellos saben de qué va el tema.

    Acción. Apoye la superación del nacionalismo con los medios necesarios. La mayoría de catalanes desea salir de la asfixia nacionalista, pero carecen de recursos. Permita que reciban las ayudas necesarias, y ellos harán.
“No le pido que me levante Ud., señor Presidente; le pido que permita que lo hagan los españoles”, “generaciones de españoles se han dejado el sueño, el sudor y la vida para que nosotros disfrutemos de las ventajas de la vida juntos. Haga que valga la pena”, sentencia. 

Cabe recordar que hasta el momento frente al desafío separatista el Gobierno no ha hecho otra cosa que esconderse tras el Tribunal Constitucional, pese a que podría aplicar el artículo 155 de la Carta Magna como, por ejemplo, reclama VOX, que considera que "el único gobierno legítimo será el que detenga a Puigdemont"

Esta situación que ha llevado a las plataformas civiles catalanas contrarias a la independencia, como Resistencia Civil Catalana, D’ Espanya i catalans y Somatemps, a movilizarse en numerosas ocasiones para reafirmar la unidad de España y exigir al Ejecutivo de Rajoy la derrota del separatismo. Piensan que "en vez de pararlo, lo alimenta. Hartos de esperar, han decidido librar la batalla por su cuenta y, por su parte, advierten de que en el caso de que no se cumplan las leyes habrá desobediencia civil.

No obstante, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, se ha mostrado este miércoles "convencido" de que "el nuevo Ejecutivo tendrá mucha sensibilidad hacia lo que pasa en Cataluña".

(La Gaceta)