jueves, 28 de marzo de 2013

INTENCIÓN DE VOTO



 (En estos momentos la intención de voto daría los siguientes resultados:

PP: 31%
PSOE: 21'5%
IU: superando el 14%
 UPyD: superando el 11%.

Mi deseo es que PP y PSOE sigan bajando. Que IU no suba más. Y que UPyD siga subiendo. De esta forma sería factible un gobierno PP/UPyD, en el que el partido magenta pusiera condiciones dignas y beneficiosas para España y los españoles. No como hasta ahora en que las 'bisagras' de los 'territorios comanches' han sido sanguijuelas.

Mis deseos no son completamente absurdos- como si dijera que mi deseo es ganar la lotería- porque lo que está sucediendo creo que sigue y seguirá- ya que no parece que Rajoy y Rubalcaba cambien- perjudicando al bipartidismo que soportamos.)






INTENCIÓN DE VOTO.

Una encuesta de la firma Simple Lógica, partner en nuestro país de la prestigiosa firma Gallup, dibuja un cambio radical en el panorama político español: los dos grandes partidos se desploman mientras crecen otras fuerzas, especialmente IU y el partido de Rosa Díez, UPyD.

Así, el PP tendría una intención de voto 13 puntos inferior al resultado que obtuvo en las elecciones generales hace poco más de un año: pasaría del 44% a un 31%. Pero si esa caída es importante, casi más llamativa es la que sufre el PSOE estando en la oposición: de cerca del 29% pasaría a un 21,5%, con lo que se mantendría 10 puntos por debajo de los populares.

Sin embargo, todavía más alarmante para los socialistas es, probablemente, la forma en la que se está reduciendo su diferencia con IU: según la encuesta los de Cayo Lara prácticamente duplicarían sus resultados de noviembre de 2011 y superarían el 14% del voto, sólo a poco más de siete puntos del PSOE. Espectacular es también el ascenso de UPyD, que pasaría del 4,66% obtenido en las últimas elecciones a superar el 11%.

Alta abstención

Otro de los datos significativos del sondeo es el bajísimo porcentaje de encuestados que afirma que iría a votar en el caso de que se convocasen unas elecciones generales: sólo un 48% estaría seguro de hacerlo.

Un porcentaje que probablemente está muy relacionado con la bajísima valoración que la actuación de los principales líderes políticos merece a juicio de los ciudadanos. El presidente del Gobierno, por ejemplo, sólo es aprobado por un 18,2% de los ciudadanos, veinte puntos menos que en abril de 2012.

Pero las noticias son todavía peores para Alfredo Pérez Rubalcaba, que sin sufrir el desgaste del gobierno no es capaz de llegar al 11% de aprobación y ha perdido 16 puntos desde abril del año pasado.

Ni siquiera los propios votantes de uno y otro partido aprueban a sus líderes mayoritariamente: en el PP no llegan a la mitad, el 49%, los que dan el OK al trabajo de Rajoy, mientras que para un 44% la valoración es negativa. Nuevamente, en el caso de Rubalcaba las cifras son aún más dramáticas: sólo el 23,8% lo aprueba y un impresionante 70% le retira su apoyo.

La encuesta se ha realizado con los datos obtenidos en 1.017 entrevistas telefónicas realizadas entre los días 4 y 8 de marzo. Tiene un margen de error de 3,14% con un margen de confianza del 95,5% para los datos globales. (ld)