lunes, 27 de octubre de 2008

MOA, EL MUNDO Y EL PAIS.

Pío Moa: "El Mundo es basura muy parecida a la de El País y acaso el más putero de los de papel"

27.10.08 | 10:10. Archivado en personajes, internet
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

(PD).- Poco salva Pío Moa de las páginas del diario de Pedrojota. "El Mundo es un periódico curioso: basura muy parecida a la de El país quizá en un sesenta por cien y acaso el más putero de los de papel con pretensiones de seriedad. Le salva, hasta cierto punto, el resto, algunas columnas y el periodismo de investigación que de vez en cuanto practica".

Pío Moa le da un buen bofetón al diario de Pedrojota Ramírez:

Dentro de su oposición a la garzonada (por suerte, pues uno sospecha que lo mismo podría haber salido por cualquier otro registro), publicaba ayer opiniones de 70 historiadores, nada menos, en dos páginas, bajo el título de "los historiadores juzgan a Garzón". La idea era buena, pero su formato impedía argumentar, y el juicio se quedaba en galimatías.

Y cuenta en su blog personal lo que le acaba de ocurrir:

Me llamó Julio Martín Alarcón pidiéndome un resumen de entre 100 y 150 palabras. Le mandé uno de 139, que me redujeron por las buenas a 22, privándoles de gran parte de su sentido (al pro chekista Gibson le correspondieron 78). Un fallo informativo y periodístico, porque, además, faltan historiadores importantes, y de otros solo los especialistas saben qué han podido escribir.

En otro plano tiene interés comprobar hasta qué punto gran parte de las opiniones refleja una sangrante mezcla de ignorancia y sectarismo, de desprecio a los hechos y de ausencia de análisis, ¡en tantos historiadores! O cómo muchos de derechas se salen por la tangente. Están bien Kamen, Stanley Payne, Rafael Abella y unos pocos más. Algunos los iré comentando en el blog. En cuanto a mi respuesta sobre la garzonada, mutilada por el periódico, fue la siguiente:

"Es parte de la actual involución política, como la colaboración del gobierno con la ETA o el ataque a la independencia judicial. Degrada a los inocentes igualándolos a los asesinos de las chekas: todos "víctimas". Aplica los principios de los tribunales "populares", atendiendo solo a una parte: una parte basada en propaganda, con cifras inventadas y falsos representantes de los familiares. Presenta a los caídos de izquierdas como defensores de la libertad, cuando fue el Frente Popular quien destruyó la legalidad republicana y causó la guerra, hechos hoy probados. Da crédito a Jay Allen, que no era informador, sino agente de propaganda del Frente Popular. El sumario es históricamente falso, judicialmente inspirado en el modelo chekista. No hubo genocidio, sino grados de terror en los dos bandos. Descubrir el fraude ayudará a la verdad, tan importante para la democracia"

Y concluye:

Por supuesto, El Mundo no ayuda en absoluto a la verdad, y el problema no se limita ni puede centrarse en el aspecto judicialmente disparatado del negocio garzonesco. La clave está en los hechos históricos, rehuidos o embrollados por el periódico.

1 comentario:

Miquel Juan dijo...

Serà difícil treure alguna cosa clara de la Guerra Cívil però el que si és ben clar i ben patent és que durant gairebé 40 anys foren uns i no uns altres els que feren i desferen així com varen voler, com per exemple en la situació lingüística. I hereva d'això ara tenim una situació força embullada en aquest aspecta. La resta bajanades. I punt.