jueves, 16 de octubre de 2008

SILENCIO Y PRENSA LIBRE

ZP hace hincar la rodilla a los directivos de medios amenazando con la publicidad

16.10.08 | 09:30. Archivado en prensa
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

(PD).- Sobre los medios de comunicación, hay un viejo y cínico aforismo según el cual la prensa no se vende nunca al poder político, "sólo está en alquiler". Pues el refrán, doloroso como poco para los periodistas, parece estar tomando cuerpo en la España de Zapatero. El presidente del Gobierno convocó el lunes a una cena a los presidentes de los grandes diarios nacionales. También asistió Fernández de la Vega. Mensaje: O ayudamos todos en la crisis o la publicidad menguará. Todos se pusieron a la orden.

La prensa (de papel) está metida hasta el corvejón en la crisis y Zapatero los sabe. Consciente del mal momento que atraviesasn los periódicos, acogotados por la letal combinación de caidas en venta y bajadas de publicidad, les tiende la mano pero con "condiciones".

Y como las grandes empresas no tienen sentimientos, sino intereses, todos o casi todos han entrado al juego. Darán apoyo a Zapatero, respaldarán su faraónico plan de rescate y esperan recibir a cambio más subvenciones y nuevas ayudas.

La llamada les llegó desde La Moncloa, y todos ellos acudieron a la convocatoria. No era para menos. El presidente del Gobierno citaba a los editores de los principales diarios españoles. Una noticia que, claro está, los periódicos no publican.

Después de haber reunido en el Palacio a los presidentes de las principales instituciones bancarias, con los que (en ese caso sí) se hizo la fotografía, el lunes convocó a una reunión a los presidentes de los grandes diarios nacionales. Junto con Zapatero, asistió también la vicepresidenta, Fernández de la Vega, según ha desvelado El Confidencial Digital.

En esa ‘cumbre’ periodística estuvieron presentes, entre otros, los siguientes: José Manuel Lara (Antena 3 y La Razón), Ignacio Polanco (Prisa-El País), Antonio Fernández Galiano (Unidad Editorial-El Mundo), Diego del Alcázar (Vocento-ABC), Jaume Roures (Público y La Sexta), Javier de Godó (La Vanguardia). Antonio Asensio Mosbah (Grupo Z-El Periódico de Cataluña) fue invitado, pero no pudo acudir por encontrarse de viaje en Estados Unidos.

Rodríguez Zapatero les explicó que quería hablar con ellos para darles cuenta de las medidas económicas que acababa de aprobar, esa misma mañana, el Consejo de Ministros extraordinario con el fin de hacer frente a una situación excepcional como es la crisis económica.

El presidente del Gobierno planteó a los editores de diarios la conveniencia de que, desde los grandes medios de comunicación, se transmita a los ciudadanos un mensaje de “calma” ante la situación económica.

Más en concreto, Zapatero les insistió, como ha hecho últimamente en público, en las circunstancias de “solidez” que presenta el sistema financiero español, en comparación con lo que ocurre en otros países de nuestro entorno.

Según alguno de los presentes, el presidente, a pesar de la compleja situación internacional y nacional, se mostró “con ideas y con frescura”. El dialogo transcurrió en un tono “sereno y constructivo” y no se produjeron reproches ni tensiones por ninguna de las partes.

Zapatero les recordó que, en la Gran Depresión de 1929, los Gobiernos no supieron reaccionar adecuadamente, y afirmó que los medios de comunicación de entonces contribuyeron también a fomentar el pánico y la desconfianza, lo que hizo que la crisis se hiciese más profunda aún.

El presidente considera, por tanto, que ahora los Gobiernos y los medios de comunicación deben aprender de aquellos errores, para salir entre todos cuanto antes de la crisis.

La organización, la agenda y el diseño de la reunión corrió a cargo de la vicepresidenta del gobierno, Fernandez de la Vega, y su equipo, con la colaboración de la secretaria de Estado de Comunicación, Nieves Goicoechea.

Impresiones recogidas por El Confidencial Digital apuntan que, en general, el mensaje transmitido por el presidente del Gobierno fue acogido de forma positiva por los asistentes a la reunión en La Moncloa.

Y hubo consenso generalizado en mantener la discreción sobre esa ‘cumbre’ de los editores Zapatero.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX


¡Silencio! ¡Os daré dinero que le he quitado a los ciudadanos para que digáis lo que yo quiero de la crisis económica! ....... ¡Si buana!

1 comentario:

nika dijo...

Es una vergüenza. Definitivamente, estamos al nivel de una república bananera cualquiera.

saludos